La Alianza Mundial para la Vacunación fundada por Bill Gates gana el Princesa de Cooperación

La Voz

CULTURA

La Alianza Mundial para la Vacunación gana el Premio Princesa de Cooperación
La Alianza Mundial para la Vacunación gana el Premio Princesa de Cooperación

Este consocio (GAVI) ha conseguido que la mitad de la población infantil del planeta esté protegida. Destinó más de 200 millones de dólares a combatir el COVID-19 en África y Asia

25 jun 2020 . Actualizado a las 15:06 h.

La Alianza Mundial para la Inmunización y la Vacunación (GAVI, The Vaccine Alliance), el consorcio internacional que tiene como propósito mejorar el acceso a la vacunación de los niños y colectivos más vulnerables de los países menos desarrollados, ha sido distinguida con el Premio Princesa de Cooperación Internacional 2020. Desde su constitución en el año 2000, esta alianza mundial, que está compuesta por diversas entidades públicas y privadas, ha logrado la inmunización de más de 760 millones de niños, una cifra a la que se suman alrededor de 200 millones más que han participado en campañas esporádicas de vacunación. Según sus estudios, se estima que su labor ha evitado la muerte de más de 13 millones de personas.

GAVI, creada a partir del impulso de la Fundación Bill y Melinda Gates, con el apoyo de Unicef, la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial, cuenta con una red de operaciones que se extiende actualmente por 73 países y engloba a gobiernos, asociaciones, ONG, agencias de desarrollo, fundaciones, empresas y otros organismos de todo el mundo.

Sus logros

En las dos últimas décadas, ha conseguido que prácticamente la mitad de la población infantil del planeta esté protegida por rutinas de vacunación. Gracias a su labor, el número de vacunas a las que tienen acceso los habitantes de los países más pobres se ha incrementado de 5 a 17, incluidas la vacuna pentavalente que protege de cinco enfermedades (entre ellas la difteria, el tétanos y la hepatitis B), las vacunas del rotavirus, neumococo, meningococo, cólera, tifus, sarampión, rubeola, fiebre amarilla y polio, entre otras. También ha ayudado a la consecución de la primera vacuna del ébola que recibió la aprobación de la Unión Europea y la precalificación de la Organización Mundial de la Salud, informa EFE.