Pixar celebra 25 años que han transformado el cine de animación

Con motivo del aniversario, el estudio presenta bocetos originales de «Toy Story»

Dos de los bocetos originales de Buzz Lightyear
Dos de los bocetos originales de Buzz Lightyear
X. F.
Redacción

Este año se celebra el aniversario número 25 de Toy Story, la primera película del estudio de animación Pixar, que revolucionó el cine de animación para las generaciones siguientes. Desde que Woody y Buzz aterrizaron en las salas de cine en 1995, como el primer largometraje totalmente animado por ordenador, las películas de Pixar se han consagrado como las favoritas de un público cada vez más exigente.

Hasta la fecha, Pixar ha lanzado un total de 23 largometrajes y 21 cortometrajes y ha recibido 37 premios de la academia. Además, el juguete de Disney Store más vendido de la historia es una figura de acción con voz de Buzz Lightyear. Todos estos datos hablan de la popularidad del estudio, que ha cautivado a niños y adultos por igual. ¿Cómo lo ha logrado?

Según el crítico de cine Miguel Anxo Fernández, el éxito de la compañía se basa en un concepto de cine distinto. «Es cine inteligente, no es solo cine familiar tópico, en esto marcan una diferencia brutal con el resto de sus competidores como Dreamworks. Una película de Pixar interesa igual a un espectador de 70 años que a un niño, gracias al guion. La clave está primero en la calidad de los guiones, y en segundo lugar, en la animación 3D, ya que fueron los primeros en llevarla a esa escala», observó Fernández.

Así, el cineasta coruñés Alberto Vázquez, que se dedica a la animación, destacó lo novedoso de esta fórmula. «Son guiones con varios estratos, que podrían disfrutar tanto niños como sus padres. Las películas tienen varias lecturas, son entretenidas, suelen tener inicios muy buenos. Hasta el primer tercio de la película, son muy interesantes las historias. Luego vienen las aventuras y persecuciones que caracterizan a las películas infantiles. Wall-e, Los increíbles, Up y Toy story son ejemplos de eso», dijo.

En términos estéticos, el diseño 3D de Pixar marcó una era para la animación. Vázquez señaló que, en este sentido, lanzar Toy Story como la primera película del estudio fue una sabia apuesta para dar a conocer ese estilo de animación moderno. «El 3D tiene le problema de que los personajes humanos se ven como de goma. En cambio, los juguetes, como son de goma, quedan perfectos, se ven las texturas de plástico tal cual», explicó.

Pero no se trata solamente de una estética icónica, sino de una visión de cómo hacer cine. «Pixar revolucionó totalmente el mundo de la animación, no solo desde punto de vista visual y artístico, sino económico y empresarial. Marcaron pautas nuevas en cuanto a difusión y comunicación, que son áreas que las productoras hoy cuidan mucho más. Si vas a [la base de datos de cine] Imdb y miras las cifras de recaudación de esas películas en todo el mundo, son brutales», dijo Fernández.

Con esto, Pixar logró «ponerle las pilas a toda la industria», según Fernández. Para el crítico, fue gracias a este innovador estudio que otros como Warner, Fox y Universal dejaron de ver a la animación como un género secundario.

En esta oportunidad, el estudio dependiente de Disney presentará por primera vez bocetos originales del personaje de Toy Story Buzz Lightyear, en el hospital Vall d'Hebrón en Barcelona para celebrar su vigésimo quinto aniversario, donde exhibirá sus filmes de forma gratuita.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Pixar celebra 25 años que han transformado el cine de animación