Seth Berkley: «Ya tenemos nueve vacunas contra la covid-19 en desarrollo»

El consejero delegado de Gavi-TheVaccine Alliance, la organización que patrocina Bill Gates, asegura que solo un 10% de los ensayos para inmunizar contra el coronavirus tendrá éxito

Seth Berkley, consejero delegado de Gavi-Vaccine Alliance, organización que recibió el premio Princesa de Asturias de Cooperación 2020
Seth Berkley, consejero delegado de Gavi-Vaccine Alliance, organización que recibió el premio Princesa de Asturias de Cooperación 2020

Seth Berkley es consejero delegado de una ONG, Gavi-The Vaccine Alliance, que ha vacunado a millones de personas en todo el mundo desde su creación. El magnate norteamericano Bill Gates es uno de sus principales patrones e impulsores.

-Ustedes han recibido el premio Princesa de Asturias de Cooperación 2020, pero es inevitable comenzar con el tema del año: ¿tendremos pronto una vacuna para la covid-19?

La buena noticia es que actualmente hay más de 200 vacunas candidatas en desarrollo. Con nueve en la última etapa de las pruebas de eficacia, en los próximos meses averiguaremos si alguna de ellas funciona. Esto es importante, como cabría esperar, ya que es probable que la mayoría de estos esfuerzos fracasen. Según el desarrollo de una vacuna anterior, las que se encuentran en la etapa de ensayo preclínico tienen menos del 10% de posibilidades de éxito, mientras que las que llegan a los ensayos clínicos tienen un 20% de posibilidades.

Por eso es fundamental asegurarse una cartera de vacunas de diferentes tipos en desarrollo. También es la razón por la que, junto con nuestros socios, la Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante Epidemias (CEPI) y la OMS, Gavi lidera COVAX, que actuará como una plataforma para respaldar el desarrollo, fabricación, adquisición y entrega de la más amplia gama posible de candidatas para la vacuna contra la covid-19. Como digo, para aumentar nuestras posibilidades de éxito, COVAX ha creado la cartera más grande y diversa del mundo de estas vacunas, con nueve candidatas ya en desarrollo, otras nueve en evaluación y, además, incorporaremos otras que se puedan ir añadiendo.

La inmunización evitará la pérdida de 500.000 millones de dólares cada mes en la economía mundial

-¿No cree que estamos corriendo demasiados riesgos en este proceso tan exigente y delicado, quizá porque es una pandemia con gran impacto económico?

La pandemia ya ha causado la pérdida de más de un millón de vidas y ha perturbado la vida de muchas más. Además de salvar vidas y reconstruir sociedades, la introducción de una vacuna podría evitar la pérdida de 500.000 millones de dólares mensuales a la economía mundial. Asegurar un acceso global equitativo a una vacuna, comenzando por la protección de los trabajadores sanitarios y aquellos que están en mayor riesgo, representa una de las mejores formas de mitigar el impacto económico y en la salud pública de esta pandemia.

-Está claro que es necesaria la colaboración global para conseguirlo. ¿Está siendo así?

Como puedo usted haber visto en recientes anuncios de Gavi, las economías que representan aproximadamente dos tercios de la población mundial trabajarán juntas para garantizar el acceso global a las vacunas de la covid-19 a través de la instalación de COVAX. Esto significa que, potencialmente, disponemos de una solución verdaderamente global para un problema global. En un momento en que las sociedades y las economías se encuentran bajo la presión más severa, hemos visto a gobiernos de todos los continentes del mundo optar por participar en un plan que asegura el acceso a las vacunas que salvan vidas de la covid-19, no solo para sus propias poblaciones, sino también para ayudar a proteger a otros.

Garantizaremos un acceso equitativo de la vacuna para todos los países. También a los que no puedan pagarlas

-¿Cómo se puede garantizar una distribución honesta de la vacuna para la covid-19? Quiero decir, puede que los países más pobres no dispongan del dinero para pagar las dosis necesarias o, al menos, no para tenerlas pronto…

 El objetivo de COVAX Facility es garantizar un acceso equitativo a todas las economías y garantizar que los ingresos no sean una barrera en esto. Es por ello que hemos creado el Compromiso Anticipado de Mercado (AMC) de Gavi COVAX, un instrumento de financiación que apoyará la participación de 92 economías de renta media-baja y baja en la Línea COVAX. Esto significa que los países que no pueden pagar por sí mismos las vacunas COVID-19 obtendrán el mismo acceso que los países autofinanciados de mayores ingresos y al mismo tiempo. Para hacer esto, COVAX AMC requiere una inversión estimada de 7.000 millones de dólares, de donantes soberanos, organizaciones filantrópicas y el sector privado, así como fondos adicionales para ayudar con la entrega de vacunas.

El AMC de COVAX y el apoyo asociado a los países con derecho que lo solicitan, como la asistencia técnica y la inversión en infraestructura de cadena de frío para mantener las vacunas a los niveles de temperatura requeridos, se basan en las dos décadas de experiencia de Gavi en la entrega de vacunas que salvan vidas a más de la mitad de la población mundial en algunos de los países más pobres y las comunidades más difíciles de alcanzar.

-Y este tipo de dilema, economía frente a salud, no ocurre solo con la covid-19, ¿o sí?

Tiene usted razón, el asunto no es nuevo para nosotros. De hecho, esta es exactamente la razón por la que se creó Gavi en el año 2000. En aquel momento, el desafío consistía en que estaban disponibles nuevas y potentes vacunas, pero los países en desarrollo a menudo no podían pagarlas. En respuesta, la Fundación Bill y Melinda Gates y un grupo de socios fundadores dieron vida a una solución que alentaba a los fabricantes a reducir los precios de las vacunas para los países más pobres, ofreciéndoles a cambio una demanda predecible, de gran volumen y a largo plazo de esos países.

En 2000, esa idea revolucionaria se convirtió en la Alianza Global para Vacunas e Inmunización, hoy Gavi, la Alianza de Vacunas. Desde entonces, como parte de su misión de salvar vidas, reducir la pobreza y proteger al mundo contra la amenaza de epidemias, Gavi ha ayudado a vacunar a más de 822 millones de niños en los países más pobres del mundo, previniendo más de 14 millones de muertes futuras.

Covax es la única solución verdaderamente global contra la pandemia

-Ustedes llevan años luchando contra otras enfermedades devastadoras. ¿Qué es diferente en esta pandemia?

El desafío de garantizar el acceso a las vacunas durante una pandemia concreta es diferente al de cualquier otro momento, porque la vacuna se necesita en todas partes casi al mismo tiempo. Los países ricos y pobres se ven afectados y, por lo tanto, las cuestiones de precios, fabricación y suministro general son mucho más complejas.

Hasta ahora no ha existido un sistema mundial para supervisar la asignación del suministro de vacunas y muchos de los países que tienen la capacidad para fabricar a la escala requerida también se enfrentan a presiones para que los suministros estén disponibles primero para su propia población. Esta es exactamente la razón por la que Gavi, junto con sus socios, ha creado COVAX, la única solución verdaderamente global para poner fin a la etapa aguda de la pandemia de COVID-19. 

-¿Cree usted que, como sociedad, hemos aprendido algo acerca de esta u otras pandemias?

El brote de covid-19 es un recordatorio de que las enfermedades no respetan fronteras. En unos meses, la pandemia ha afectado a casi todos los países del planeta, así como a la mayoría de las personas, independientemente de su edad, sexo, raza o nivel socioeconómico. Nuestra respuesta global debe ser igualmente equitativa, traspasar las fronteras y beneficiar a todas las personas en todo el mundo.

-Usted es consejero delegado de Gavi desde 2011. ¿Cuál diría que es el mayor éxito de su organización a lo largo de estos años?

El mayor logro, en mi opinión, es el hecho de que hemos protegido a toda una generación - 14 millones de niños - que están vivos gracias al trabajo de Gavi y nuestros socios. También hemos ampliado el número de enfermedades para las que brindamos protección, de cinco a 17, y hemos reducido el número de niños que no reciben vacunación. Como resultado, la tasa de mortalidad de menores de 5 años se ha reducido en más del 50%. Para mí, estos no son solo números, son vidas de nuestros futuros médicos, científicos y activistas políticos; y estas son familias a las que no se empujó al borde de la pobreza debido a los gastos médicos y la pérdida de ingresos.

 -¿Cómo funciona el modelo Gavi?

Como le comenté antes, agregamos la demanda de los países más pobres del mundo, enviando una señal clara a los fabricantes de un mercado grande y viable para las vacunas. Los países que reciben apoyo de Gavi representan más de la mitad de la cohorte de nacimientos del mundo.

Todos los países pagan una parte del costo de sus vacunas respaldadas por Gavi. A medida que aumentan los ingresos de un país, sus pagos de cofinanciación aumentan gradualmente para cubrir el costo total de las vacunas.

El apoyo predecible y a largo plazo de donantes, como España, es otra piedra angular de nuestro modelo. Proporciona la seguridad para que los países adopten programas de vacunas. También permite a los fabricantes realizar nuevas inversiones en capacidad de producción.

A través de nuestros esfuerzos por moldear el mercado, influimos en los mercados de vacunas y otros productos. Los fabricantes pueden planificar mejor su producción y suministrar las vacunas adecuadas a precios más asequibles. Nuestra colaboración única con las empresas del sector privado, incluida la Fundación La Caixa, es una parte importante para lograr la misión de Gavi: utilizar el poder de las vacunas, las asociaciones y la innovación para salvar las vidas de los más vulnerables de todo el mundo, especialmente los niños. Nuestro sólido modelo de negocio nos permite ayudar a los países a introducir nuevas vacunas. Apoyamos a los países en la mejora de sus sistemas de salud e inmunización para aumentar la cobertura y llegar a todos los niños. Una mayor cobertura de inmunización conduce a poblaciones más saludables y productivas y a una mayor prosperidad. Esto, a su vez, significa que los estados están en mejores condiciones de pagar sus programas de vacunas y, finalmente, dejar de recibir nuestro apoyo.

-¿Qué significa para ustedes el premio Princesa de Asturias?

España ha sido un socio valioso y a largo plazo de Gavi. Por eso nos sentimos verdaderamente honrados de recibir este prestigioso premio como reconocimiento al trabajo que hemos estado haciendo durante las últimas dos décadas para salvar vidas, reducir la pobreza y protegiendo al mundo de la amenaza de brotes de enfermedades infecciosas. Es aún más alentador recibir el premio ahora, ya que estamos trabajando para acelerar el desarrollo de las vacunas contra la covid-19 y asegurarnos de que estén disponibles para todos. 

-¿Y su mayor desafío para el futuro?

Desarrollar una vacuna contra COVID-19 y asegurarse de que esté disponible para todos es el desafío más urgente de nuestro tiempo. Como nunca me canso de decir, nadie gana la carrera hasta que todos ganan.

Más de 10 millones de niños no reciben ninguna vacuna programada

-¿Cuál es el mayor obstáculo contra la inmunización?

Durante las últimas dos décadas, Gavi ha ayudado a proteger a una generación contra algunas de las enfermedades más mortales del mundo. Sin embargo, un millón y medio de personas siguen muriendo a causa de enfermedades prevenibles mediante vacunas, mientras que el cambio climático, los conflictos y la urbanización se combinan para facilitar la propagación de los brotes. También estimamos que más de 10 millones de niños en los países que reciben apoyo de Gavi no reciben ninguna vacuna programada. Son estos niños, que hasta este momento han permanecido fuera de nuestro alcance, a los que debemos llegar con vacunas que salvan vidas, y nos centraremos en ellos en nuestro próximo período estratégico 2021-2025. 

A los antivacunas les diría que debemos atender a la ciencia antes de creer o compartir

-¿Qué les diría a los antivacunas convencidos?

A lo largo de la historia, las vacunas han estado a la vanguardia de la lucha contra las pandemias mundiales y son uno de los mayores éxitos de salud pública de los dos últimos siglos. Gracias a las vacunas, ha habido éxitos sin precedentes, por ejemplo, algunos asesinos mundiales, como la viruela y la poliomielitis, han sido totalmente o casi erradicados. Ahora más que nunca, debemos atender a la ciencia y detenernos un poco a considerar las fuentes de información antes de creer o compartir.

Comentarios

Seth Berkley: «Ya tenemos nueve vacunas contra la covid-19 en desarrollo»