Boni, la voz rugosa que dotó de emoción al rock urbano

Fallece el guitarrista de Barricada, que cantó algunos de los himnos más emblemáticos del género

BONI EN UN CONCIERTO EN LAS FESTAS DE LALIN EN EL AÑO 2002
BONI EN UN CONCIERTO EN LAS FESTAS DE LALIN EN EL AÑO 2002

redacción / la voz

Con el visionado fresco de la serie Patria es inevitable pensar en Joxe Mari cuando se escucha hoy No hay tregua de Barricada. «Es el juego del gato y el ratón / Tus mejores años, clandestinidad/ No es muy difícil claudicar /Esto empieza a ser un laberinto / ¿Dónde está la salida?», dice en sus primeros versos. La canción, incluida en el disco del mismo título editado en 1986, la cantaba sobre guitarras afiladas Javier Hernández, Boni. La voz encajaba en el canon del rock urbano, pero su desgarro desprendía algo diferenciador: una enorme emoción que embargaba completamente a los seguidores del grupo.

Este mediodía, cuando trascendió la muerte del vocalista, sonó instantáneamente en la mente y corazón de muchos. No les cogió con el latido cambiado. Los problemas de salud del músico eran conocidos; padecía un cáncer de laringe. Por él perdió la voz en el 2018 en una operación. Destrozado, se bajó entonces de los escenarios. También del foco mediático, en el que se le preguntaba constantemente sobre una posible reunión con el Drogas, su compañero de Barricada, apeado del barco en el 2011.

La banda de Pamplona escribió algunas de las páginas más brillantes del rock urbano español. Surgida bajo el influjo de Leño, debutaron en 1983 con Noches de rock and roll. Poco a poco, se convirtieron junto a Los Suaves y Rosendo en un imprescindible del género. En los últimos suspiros de los ochenta y los primeros noventa, la formación experimentó una creciente proyección comercial. Discos como Rojo (1988), Pasión por el ruido (1989) y, especialmente, la tripleta que forman Por instinto (1991), Balas blancas (1992) y La araña (1994) agrandaron su masa de fans. La canción En blanco y negro, por ejemplo, debe figurar obligatoriamente en cualquier revisión de la música española de esa época.

Convertido en un clásico en vida, Barricada mantuvo la leyenda hasta que las fricciones entre Boni y el Drogas agrietaron el proyecto. En el año 2015, Boni sacó Incandescente en solitario, del que ya existía el precedente de Peligroso animal de compañía (1992) y que tuvo continuidad con Réquiem por el mundo (2018). Fue la última grabación del artista que con sus cuerdas vocales rasgó el corazón de muchos jóvenes. Creyeron ver en ese grupo y en esas canciones su propia vida hecha música rock.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Boni, la voz rugosa que dotó de emoción al rock urbano