Cómo Hollywood maltrata a España: así nos ponen algunas de las sagas y películas más taquilleras

CULTURA

Esteban Vicente Boisseau rastrea en el libro «Hollywood contra España» estereotipos que perpetúan la leyenda negra hispana en el cine. Dos ejemplos de esta son «Piratas del Caribe» y «Pocahontas».
Esteban Vicente Boisseau rastrea en el libro «Hollywood contra España» estereotipos que perpetúan la leyenda negra hispana en el cine. Dos ejemplos de esta son «Piratas del Caribe» y «Pocahontas».

Esteban Vicente Boisseau rastrea en un libro las películas, series, cómics o videojuegos que perpetúan la leyenda negra

18 jun 2022 . Actualizado a las 19:09 h.

Películas, serie de televisión, documentales, cómics y videojuegos anglosajones, pero también franceses, alemanes o belgas, difunden los tópicos de la leyenda negra contra España, estereotipos negativos y una imagen folklórica trasnochada de nuestro país. Esteban Vicente Boisseau lo analiza en Hollywood contra España (Espasa). No se trata, señala el autor, de negar la existencia de errores y crímenes cometidos por España a lo largo de la historia, pero, comparándolos con actuaciones similares de otros países, han recibido un trato muy diferente, mucho más adverso. «En los medios audiovisuales de los países que fueron tradicionalmente hostiles a España se perpetúa la visión de la leyenda negra, al tiempo que ocultan lo suyo, se ensalza todo lo anglosajón y se denigra lo español», asegura el historiador a Fugas.

IMAGINARIO COLECTIVO

Ese enfoque antihispano, repleto de lugares comunes, está presente en sagas célebres como Piratas del Caribe, Indiana Jones, Harry Potter o Misión Imposible; famosas franquicias de videojuegos llevadas al cine, Tomb Raider, Assassin´s Creed y Uncharted; populares series televisivas, Los Simpson o Érase una vez... el hombre; o cómics como Tintín o Corto Maltés. Mensajes que se repiten todavía hoy y, lo que es más grave según el historiador, calan en una parte de la sociedad española. En el imaginario colectivo se ha instalado la idea de que «los vaqueros de los wéstern y los piratas ingleses son los buenos, y los españoles, los malos, sedientos de sangre y oro».

El autor pone el foco en el cine de piratas, a los que se presenta como héroes cuando eran «ladrones y asesinos». Lo explica porque «desde el siglo XVI, en el contexto de las guerras de religión, se desarrolla la idea de que los españoles eran culpables de atacar a los colonos protestantes y de matar indios, lo que no se reprocha a los anglosajones o franceses, y en base a esa culpa se justifican los ataques y el saqueo a los españoles para arrebatarles dominios y riquezas».