«Podía haber hecho mucho más. La expectativa era de, al menos, entrar en la final»

El tirador asturiano se despide de los Juegos de Río con la sensación de poder haber hecho un mejor papel


Redacción

Finalmente, no pudo ser. El deportista asturiano de tiro deportivo Jorge Llames, especialista en los 25 m de pistola rápida, cayó eliminado en la fase clasificatoria que le hubiera llevado a la final. Allí podría haber luchado por un metal, lo cual era su objetivo más inmediato. «La expectativa que traía era de, al menos, entrar en la final», comenta el tirador, aunque humildemente prosigue diciendo que luego «ya se vería» si podía luchar por la medalla.

Llames, que acabó la primera tanda del jueves undécimo, no pudo progresar hacia los puestos de privilegio en la segunda, disputada este sábado, y terminó con un total entre los dos días de 577 puntos. Solo pasaban los seis mejores. «El primer día me quedé con poco colchón de puntos, tuve unos errores muy tontos. Empecé a fallar mucho, cinco disparos seguidos, y me quede un poco descolgado. Esperaba poder compensar al día siguiente, pero no pudo ser», cuenta Llames.

Dificultades en la competición

Al parecer, la competición fue «difícil» porque en Río ha habido muchos cambios de luz y reverberaciones que han influido en el desarrollo de la prueba, «dado que los blancos están en una zona más iluminada y los competidores disparamos desde otra que no lo está tanto», según Llames. «Los cambios de iluminación, de la luz natural, en plena eliminatoria no me han beneficiado en nada», prosigue, a lo que añade que los días con mucha luz solar «son incómodos porque te deslumbran y no ves bien los blancos». «No salió todo lo bien que tenía en mente. Esperaba haber hecho mucho más, mucho mejor, que es lo que hago entrenando, pero tuve bastante mala suerte. Aún así, unos Juegos siempre son unos Juegos», afirma el tirador.

Habiendo conseguido el decimocuarto puesto no ha podido mejorar el resultado de Londres, donde quedó undécimo. Con su actuación finaliza la participación del tiro español en los Juegos de Río, en los que la gran esperanza de medalla, Fátima Gálvez, se tuvo que conformar con la cuarta plaza en foso olímpico, y Sonia Franquet con el sexto puesto en pistola 10 metros. «Hay veces que todo sale mal. Ahora toca descansar, analizar los errores, quedarnos con lo positivo e ir poniendo la mirada en Tokio», concluye el asturiano.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

«Podía haber hecho mucho más. La expectativa era de, al menos, entrar en la final»