«He hecho la tercera mejor marca personal y estoy muy contenta»

Estela García, velocista asturiana de los 200 metros, se despide de los Juegos Olímpicos y afirma que son una «experiencia inolvidable»

Estela García (izquierda), junto al Rey Felipe VI y la atleta Aauri Bokesa.
Estela García (izquierda), junto al Rey Felipe VI y la atleta Aauri Bokesa.

Redacción

La atleta Estela García se despide de Río. La velocista ovetense, especialista en los 200 metros, cayó eliminada en la tercera serie clasificatoria para las semifinales y quedó en sexto lugar con una marca de 23.43 segundos. Aún así, García no se siente decepcionada, todo lo contrario. «He hecho la tercera mejor marca personal y estoy muy contenta, la verdad», afirma la asturiana. Los Juegos Olímpicos son una «experiencia inolvidable» para ella, ya que, según comenta, «no todos pueden estar y hay que luchar mucho para llegar hasta aquí».

Sus sensaciones sobre la pista han sido buenas, pero al ver su serie se encontró con un factor con el que no había contado en los últimos tiempos. «En toda esta temporada es verdad que no he corrido en ninguna carrera por la calle 2. Sí que hubiera preferido correr por calle exterior ya que, al ser alta y correr de forma más amplia, me ha podido perjudicar quizás un pelín en la curva», afirma la velocista, que añade que «lo dio todo». «No podía ir a más, porque también los nervios influyen, vives sensaciones que no estás acostumbrada... Sí que es verdad que quizás podía haber acelerado un poco más en la curva pero, aun así, estoy muy satisfecha», insiste.

Al respecto de las críticas sobre la Villa Olímpica, Estela García también se pronuncia y le resta mucho peso a la cuestión. En su opinión está «bastante bien». «Al principio, antes de llegar, sí que había malos comentarios de que no se podía habitar, de que estaba todo muy sucio. Nosotras estamos acostumbradas a ir a hoteles y al final, cuando hemos venido aquí, sí que estaba el suelo con un poco de polvo pero nada fuera de lo normal que digas aquí no se puede vivir», afirma. Por otro lado, comenta que puede haber «alguna cosa» que aún no se haya terminado o que no se haya puesto a punto, como puede ser el caso de los caminos de arena que, según cuenta, a lo largo de su estancia cuando llovía «se inundaban y tenían que echar más arena». «Hay muchas cosas para hacer, la comida está bien... así que mi visión de la Villa es buena», resume la ovetense.

Una vez finalizada su cita olímpica, García se pronuncia sobre su futuro deportivo y destaca una meta a «largo plazo»: Tokio 2020. «Aún no tengo marcados mis próximos objetivos. Después de estar en Río voy a luchar otros 4 años para estar en los Juegos Olímpicos de Tokio. Imagino que cuando vuelva a empezar a entrenar, a hacer la pretemporada, nos marcaremos con mi entrenador, Ricardo Diéguez, los más cercanos», comenta. Otro de ellos que subraya es el del progreso continuo, ir «mejorando poco a poco y superándose». «El objetivo es este, siempre», concluye.

Pasará unos días más en Brasil

Dejando al margen lo puramente profesional, Estela García está pasándoselo muy bien a nivel personal en Brasil. «Estoy disfrutando de conocer a muchos atletas de todo tipo, hacer equipo y vivir otros deportes. Por ejemplo he ido a ver ir a ver la sincronizada. También el baloncesto, que de normal no lo haría porque un partido del nivel que hay en los Juegos no siempre lo puedes ver», relata la atleta, que también ha tenido tiempo para visitar los lugares más famosos de Río. «He ido a ver el Cristo de Corcovado, el Pan de Azúcar, a hacer un poco de turismo...», y todavía le quedan cuatro días en los que «disfrutar un poco». Su regreso a España será el día 20 y aprovechará para tomar «rumbo a sus vacaciones» antes de comenzar a preparar la pretemporada.

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

«He hecho la tercera mejor marca personal y estoy muy contenta»