«Ha sido una oportunidad poder ver en directo a Usain Bolt o a Mireia Belmonte »

El jinete asturiano Sergio Álvarez Moya regresa a casa de Río con el objetivo de llegar a la final cumplido pero con la espina de no haber podido colgarse una medalla.


Redacción

Sergio Álvarez Moya ya está en Asturias tras su paso por Río. Para el jinete avilesino, estos han sido sus primeros Juegos Olímpicos, los que califica como «una buena experiencia». El asturiano pudo cumplir su sueño de llegar a una final en unos Juegos, a pesar de no haber subido al podio. «El objetivo que tenía era la final. El concurso fue bien desde el primer momento. Me clasifiqué bastante sobrado. La pena es no haber podido conseguir la medalla», comenta.

El ex yerno de Amancio Ortega, montado a lomos de Carlo 273, acabó en vigésima posición tras una final que no salió como el esperaba. Terminó la primera vuelta en la sexta posición pero el derribo de dos obstáculos en la segunda le hizo despedirse de la competición con nueve puntos en el casillero. Finalmente, el oro fue para el británico Nick Skelton, la plata para el sueco Peder Fredricson y el bronce para el canadiense Eric Lamace. El asturiano reconoce que el ritmo de competición pudo ser la razón por la que el caballo llegara algo cansado a la final. «Fueron muchos días saltando por lo que quizás al final el caballo notó el desgaste», apunta. A pesar de ello, Álvarez Moya está muy satisfecho con la actuación de su compañero, del que dice «saltó bien durante todo el campeonato».

Sobre su experiencia en sus primeros Juegos, el jinete ha destacado la oportunidad de lujo que tuvo al poder ver a las mejores estrellas del deporte mundial en acción. «De mi paso por Río destacaría la posibilidad de ver competir en directo a Usain Bolt o Mireia Belmonte, entre otros», afirma. En cuanto a su estancia en la Villa Olímpica, el avilesino señala que «tantos días en el recinto se hace monótono». Respecto a la polémica suscitada por el estado de las instalaciones, el jinete apunta que estaban en buenas condiciones. «Llegamos casi al final por lo que suponemos que todo estaba mejor que al principio», comenta.

Para el asturiano, estos Juegos no cambian ni el antes ni el después de su carrera. El jinete, que ya se encuentra en Asturias, volverá a retomar su ritmo de competición y participará a partir de este miércoles en el Concurso Internacional de Gijón que se disputa en Las Mestas. Sobre su posible participación en Tokio 2020, señala que «aún queda mucho» y espera que «España tenga un equipo fuerte».

Comentarios

«Ha sido una oportunidad poder ver en directo a Usain Bolt o a Mireia Belmonte »