La sub-21 busca reconquistar Europa con un equipo plagado de estrellas

Colpisa MADRID

DEPORTES

RAMON LEIRO

Los chicos de Celades buscan reconquistar la corona a la que no pudieron optar en Chequia en el 2015

15 jun 2017 . Actualizado a las 18:08 h.

Fue el 14 de octubre de 2014. La selección española sub-21 afrontaba el partido de vuelta de los 'playoffs' para acceder al Europeo de la República Checa el verano siguiente. Enfrente estaba Serbia, rival a priori asequible para un equipo en el que Isco, Saúl Ñíguez, Gerard Deulofeu e Iker Muniain eran titulares. Y sin embargo, los pupilos de Albert Celades no fueron capaces de llevarse en el Ramón de Carranza una victoria obligada, pues cuatro días antes el resultado había sido de equis en Jagodina, sin goles para más inri. El drama venía agravado, además de por la teórica superioridad de España, por tratarse esta de la vigente campeona europea de la categoría. De Gea, Koke, Morata y especialmente Thiago Alcántara habían sido demasiado para Italia y el resto de selecciones en Israel, allá por 2013. La corona no pudo ser revalidada y Suecia aprovechó la incomparecencia para llevarse el trofeo en 2015.

Casi tres años después de aquel varapalo, España vuelve a un Europeo sub-21. Ha cogido carrerilla, eso sí, y llega a Polonia con el cartel de favorito en la frente. No es para menos: Asensio, Saúl, Deulofeu, Vallejo, Bellerín, Denis Suárez... Por citar a varios de los seleccionados por Albert Celades, pues los 22 de los 23 componentes del equipo saben de sobra lo que es jugar en Primera. La excepción lleva el nombre de Diego González, uno de los mejores centrales de Segunda en el Sevilla Atlético, que entró a última hora en la lista debido a la desgraciada recaída de Yeray Álvarez.

Al central del Athletic, que incluso se ganó la citación con la absoluta de Julen Lopetegui en las últimas semanas pero que no llegó a debutar, le fue detectada una anomalía en una de las revisiones a las que se somete periódicamente tras haber superado un cáncer testicular a principios de año. Yeray regresó de inmediato a Bilbao para someterse a un tratamiento de quimioterapia, pero en Polonia la sub-21 jugará con doce cada partido. Dedicarle el título al de Barakaldo es prioritario para 'La Rojita'.