Ángel María Villar intenta salvar los casi cuatro millones que la FIFA le había garantizado como plan de jubilación

Su dimisión del máximo organismo mundial del fútbol le puede permitir salvar la pensión de jubilación de 3.700.000 euros

.

Redacción

La Voz de Galicia publicó el pasado 14 de marzo que Villar tenía garantizados 3.700.000 euros de la FIFA gracias a un plan de jubilación que los propios miembros del Comité Ejecutivo aprobaron. Precisamente, la dimisión de Villar de la FIFA, inducida o no desde el máximo organismo mundial del fútbol, le puede permitir salvar esta gran cantidad de dinero. Según manifestaron a este periódico en su día fuentes de la federación internacional y que ayer corroboraron, si Villar hubiera sido inhabilitado por cuestiones éticas habría perdido todos sus derechos respecto del plan de pensiones.

Ahora las cosas no están tan claras y no hay que olvidar que hasta que se sustancie la operación Soule podrían pasar muchos meses. El tiempo podría jugar a favor de Villar para el cobro de los casi cuatro millones de euros. Pero también es cierto que la FIFA podría estar vigilante por si es condenado y pleitear por la recuperación del dinero. En buena parte dependerá de la actitud de Infantino al respecto.

Por otro lado, con independencia del plan de pensiones, el solo hecho de que Villar quede fuera tanto de la FIFA como de la UEFA le hará perder jugosas ganancias. No hay que olvidar que cobraba unos 350.000 euros brutos anuales como miembro del Consejo de la FIFA, más dietas. Igualmente, como miembro de la Comisión Ejecutiva de la UEFA ha estado cobrando más de doscientos mil euros.

¿Aparecerá Luis Rubiales en el sumario de la operación Soule?

Una semana después del registro de la Federación Española de Fútbol y de la detención de su presidente, continúa sin conocerse el nombre de la mayoría de los que desfilarán por la Audiencia Nacional. Ayer le toco el turno a Castillón, exadministrador de la federación, y a Juan Larrea, tesorero y presidente en funciones. Pero habrá más, tanto en la calidad de testigos como en la de imputados. También se especula con las personas que aparecen en las grabaciones de la UCO. Uno de los que podría hacerlo es Luis Rubiales, presidente de la AFE y persona muy vinculada a Villar. Lo normal es que en las escuchas autorizadas por el juez Pedraz, especialmente las que afectan a las elecciones a la presidencia de la federación, aparezcan conversaciones entre Gorka Villar, que llevó la campaña de su padre aunque no está ligado oficialmente al organismo, y Rubiales, uno de los grandes apoyos de los ahora detenidos. De hecho, en alguna conversación, el propio presidente de la AFE podría haber advertido a sus allegados que podría aparecer en el sumario.

Declara Larrea

El sustituto interino de Villar al frente de la federación, Juan Larrea, que declaró ayer como testigo en la Audiencia Nacional, cree que no debe presentar su renuncia si no se considera culpable del escándalo de corrupción por el que ha ingresado en la cárcel de Soto del Real: «No descarto la convocatoria de elecciones, aunque para ello debería dimitir Villar. Yo creo que él se considera inocente y cree que no tiene que dimitir». Según Onda Cero, Larrea compatibilizó el cargo de tesorero con el de agente del Banco Sabadell, que aparece como única entidad bancaria en las últimas memorias de la federación, con más de 20 millones de euros depositados.

La AFE maniobra para Villar

.

Jorge Pérez denuncia que la directiva de la Asociación de Futbolistas torpedea su candidatura, coacciona el voto, miente y le impide informar de su programa

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) está en campaña, pero no solo para conseguir plazas de asambleístas en las elecciones a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), sino directamente para favorecer los intereses de Ángel María Villar. Así lo denuncia la candidatura de Jorge Pérez, que peleará contra el presidente que se eterniza en el cargo desde 1988. En un comunicado, el exsecretario general de la RFEF acusa de prácticas antidemocráticas al colectivo presidido por Luis Rubiales, histórico aliado de Villar y al que ya se ha señalado como su posible delfín. Su escrito recoge coacciones, engaños, mentiras y trabas a la difusión de su programa.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Ángel María Villar intenta salvar los casi cuatro millones que la FIFA le había garantizado como plan de jubilación