Lucas Vázquez, una opción real

Con 101 partidos, es el jugador más alineado por Zidane, quien duda entre el madridista o la BBC para enfrentarse al París Saint Germain de Neymar


redacción / la voz

¿Sigue siendo la BBC el techo de cristal de Lucas Vázquez? Zidane responderá a esta pregunta mañana mismo, cuando componga la alineación del Madrid en la primera gran final de la temporada en el Bernabéu, la visita del temible París Saint Germain de Neymar y compañía. Sea cual sea la decisión del técnico, si lo alinea o no desde el principio en lugar de alguno de sus galácticos compañeros de ataque, hace tiempo que el gallego ya no es el jugador número doce de la plantilla, sino una realidad consolidada para la crítica y los aficionados, quienes lo señalan como la solución a muchos de los males del equipo blanco. Razones tampoco le faltan a Zidane para escuchar menos los informes de márketing de su presidente y fijarse en la realidad de un equipo más necesitado de fútbol que del oropel de un lujoso nombre.

El mejor Madrid de la temporada, el que se sacude los malos augurios que se multiplicaron cuando el sorteo de octavos de final lo emparejó con su emergente rival, ha surgido justo con el despertar de Cristiano y el espíritu de Lucas Vázquez. Las dianas del portugués y el talento del gallego (6 goles y 3 asistencias este curso), unido a esa perseverancia tan característicamente suya para no rendirse nunca, devuelven la sonrisa a un equipo de capa caída toda la temporada, pero que ha encontrado dos líderes cuando más los necesitaba.

Comprometido y serio en el trabajo, Vázquez vuelve a convertirse por méritos propios en el futbolista que demanda su equipo en los momentos de zozobra. De la mano del joven jugador (Curtis, A Coruña, 1991), el Madrid combina carácter, generación de juego y finalización, como él mismo mostró el sábado. A los 47 segundos marcó a la Real el gol madridista más rápido de la temporada. Y, transcurrida la media hora de juego, sirvió a Kroos el pase del tanto más bonito de la noche.

A ojos de los datos y de las sensaciones, precisamente en este encuentro Lucas Vázquez dio el salto definitivo para despegarse la etiqueta de orgulloso revulsivo canterano, plan B cuando el A falla, o el de opción a la que apelar cuando todo sale mal. Con la ambición por bandera, se ha convertido en uno de los pilares de las expectativas del Madrid. Sin el ruido mediático de otros, ya es el jugador al que Zidane ha alineado en más partidos en todas las competiciones (101, incluido el último) y una razón más del Madrid para mirar de tú a tú a un rival repleto de estrellas.

La baja de Carvajal por sanción y la necesidad de que un central como Nacho tape la banda por la que Neymar tratará de colarse abren otra puerta al compromiso y calidad de Lucas Vázquez, quien tras derrotar a la Real dejaba su mensaje en las redes sociales: «Muchas ganas de Champions. Todos juntos a por el PSG. Los sueños no tienen límite». Los suyos están más vivos que nunca.

Abran juego: todo o nada en el Madrid-PSG

Javier Lavandeira

Mucho se ha dicho y se ha escrito sobre un partido que tiene visos de ser una de las eliminatorias más interesantes de los últimos años y que supondrá el récord total de cuota de pantalla, en lo que a fútbol se refiere.

Se dice que el Real Madrid se lo juega todo a la carta de la Champions. Eliminado de la Copa y a 17 puntos del Barcelona en Liga, el conjunto blanco tiene su última oportunidad para enmendar su horrenda temporada, aunque no debemos olvidar que el PSG no se ha gastado todo el dinero que se ha gastado para ganar la liga francesa, sino para hacer algo grande en la competición continental y está ante su primer escollo a superar. Por lo tanto, ambos equipos se juegan esta eliminatoria al Todo o Nada.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Lucas Vázquez, una opción real