Bartomeu se queda solo

El nuevo aluvión de dimisiones en la junta y las acusaciones de corrupción dejan muy tocado al presidente del Barça, al que le resta un año en el cargo