Bilbao, capital del planeta ovalado

Las finales de la Champions y la Challenge hacen historia en el rugbi

.

La Voz

Bilbao se convertirá este fin de semana en la ciudad más importante del rugbi mundial. Por primera vez en la historia de este deporte, las finales de las competiciones de clubes más importantes se disputarán en una sede no vinculada a una selección o equipo de alto nivel. San Mamés obró el milagro.

Al margen del deporte, Bilbao recibirá a unos cien mil aficionados que proyectarán sobre la ciudad más de treinta millones de euros. Buena parte de ellos, invertidos en pernoctar, toda vez que los precios de los alojamientos se dispararon de un modo insultante (algunas habitaciones alcanzaron los tres mil euros por noche).

Sea como fuere, el espectáculo deportivo comienza esta misma noche (21 horas) con la disputa de la final de la Challenge Cup, la segunda competición europea en importancia, entre el Gloucester inglés y el Cardiff Blues galés. Mañana al mediodía se jugarán la Continental Shield en Fadura (Getxo) el Heidelberg alemán y el Enisei STM (Rusia). Y la guinda la pondrán mañana desde las seis menos cuarto de la tarde el Leinster irlandés (que puede igualar el récord de títulos) y el Racing 92 de París. La Champions Cup, nada más y nada menos.

Son legión los aficionados y deportistas gallegos que acudirán a Bilbao para presenciar los partidos y vivir el ambiente. Entre ellos, el seleccionador gallego de seven y entrenador del CRAT femenino de División de Honor, Jos Portos. «Salgo de buena mañana y no quiero ni parar a comer. Hay gente que viene solo al ambiente y quiero disfrutarlo. Mis experiencias previas en este tipo de partidos son alucinantes», explica. Como muchos otros, acudirá en un grupo reducido, que después se ampliará con integrantes del club coruñés, y del rugbi gallego y español. Ya no verá la Continental Shield, y apuesta por Gloucester y Leinster.

El expresidente del CRAT, Alfredo López, será otro de los que se sumen a la fiesta del rugbi en Bilbao, ciudad a la que brinda todo tipo de elogios. «Que fuese allí me animó a ir. Es una oportunidad excepcional de ver rugbi de muy alto nivel, al que no estamos acostumbrados», dice antes de resaltar: «No se contempla que haya ningún tipo de altercado. Es rugbi. Ni me lo planteo. La rivalidad es sana». Gloucester y Racing son sus votos.

La ex internacional y directora deportiva del CRAT, Elena Roca, viaja con más ex jugadoras del equipo coruñés. Su afán es puramente deportivo. «Ya he vivido este ambiente cuando nos fuimos al Mundial de Francia en una autocaravana y vimos cuatro partidos», argumenta. Se centrará en el duelo de mañana, en el que confía en una victoria del Leinster. Tiene las entradas hace más de un año. «Daba igual quien jugase. Iba a ser un partidazo de todos modos», concluye.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Bilbao, capital del planeta ovalado