El galardón de los Deportes, para los alpinistas Messner y Wielicki

El italiano y el polaco, premiados por su labor social, humanitaria y de divulgación de los valores del alpinismo

Kriyzstof Wielicki y Reinhold Messner
Kriyzstof Wielicki y Reinhold Messner

Oviedo

El Premio Princesa de Asturias se va por primera vez a la alta montaña. El alpinista italiano Reinhold Meissner y el polaco Krzyzstof Wielicki, dos de los grandes nombres de la especialidad y autores de grande gestas en cumbres de todo el planeta han sido galardonados con el Premio de los Deportes 2018. A propuesta de Pedro Miguel Echenique, el premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 1998, la candidatura de ambos montañeros se ha impuesto ente las 21 presentadas, destacando, como ayer apuntaban algunos de los jurados, los valores sociales y ejemplares que el galardón reconoce a ambos deportistas. Messner fue el primer hombre en conquistar los 14 ochomiles de la Tierra sin oxígeno artificial, mientras que Wielicki fue el primero en coronar tres ochomiles en invierno. 

El jurado ha considerado que ambos «encarnan a través de sus trayectorias deportivas la esencia del alpinismo, un deporte en el que ambos, a través de sus numeroas expediciones al Himalaya, han protagonizado grandes gestas y han marcado nuevos hitos, convirtiéndose en ejemplo e inspiración para nuevas generaciones de escaladores». Para los integrantes del jurado, ambos son también «un ejemplo de superación» que «honran» el deporte en el que tanto han destacado.

Leyendas de la montaña

Messner (Brixen-Bressanone, 1944) es una leyenda viva del alpinismo que en 1970 coronó su primer «ochomil», el Nanga Parbat, en una expedición en la que falleció su hermano Günter y ocho años más tarde realizó la primera ascensión sin oxígeno al Everest antes de culminar en 1986 la conquista de las catorce cumbres del planeta. Además de su actividad como alpinista, Messner se dedica a organizar expediciones y a la agricultura, entre 1999 y 2004 fue diputado del Parlamento Europeo (Grupo Los Verdes) y en 1988 rechazó la medalla de la orden olímpica del COI al considerar que el alpinismo no es un deporte competitivo.

Por su parte, Welicki (Szklarka Przygodzica, 1950) fue el quinto hombre en ascender los catorce «ochomiles» y el primero en llegar en invierno, además de a la cima de la montaña más alta del mundo, a las del Kagchenjunga y el Lhotse. El alpinista polaco, un divulgador de los valores del alpinismo, mostró además este año su faceta más solidaria al protagonizar este año una de las gestas del himalayismo con la operación para rescatar en el Nanga Parbat a Elisabeth Revol, a la que lograron poner a salvo, y a Tomek Mackiewicz, que no pudo ser rescatado.

Reinhold Messner: «Subir un ochomil se ha convertido en turismo»

Javier Armesto

El primer hombre que subió los catorce ochomiles atiende a La Voz

El primer hombre que subió los catorce ochomiles, el primero que coronó el Everest sin oxígeno y el primero que lo hizo en solitario. Tres hitos que resumen por qué Reinhold Messner (Bressanone, Italia, 1944) está considerado el más grande alpinista de todos los tiempos. Una leyenda del himalayismo que demostró que se podía ascender un ochomil de la forma más pura y autosuficiente, sin la parafernalia de las grandes expediciones. Messner atendió a La Voz por teléfono desde su refugio de Bolzano, en el Tirol italiano, donde a sus casi 70 años sigue preparando nuevas aventuras.

Seguir leyendo

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

El galardón de los Deportes, para los alpinistas Messner y Wielicki