La experiencia «única» y «extrema» de correr por las entrañas del pozo Sotón

Carmen Liedo

DEPORTES

La Xtreme Trail ha superado las expectativas de los 50 participantes invitados. Manuel Merillas se impone en categoría masculina y Marta Escudero en femenina

03 jun 2018 . Actualizado a las 17:35 h.

La edición «Zero» de la Xtreme Trail, celebrada en la mañana de este domingo en el Pozo Sotón, será una experiencia que los 50 participantes invitados a la misma ya nunca podrán olvidar por haber sido una prueba tan «única» como «extrema». Y es que correr por las entrañas de esta explotación minera de San Martín del Rey Aurelio ha sido una aventura que, si ha asombrado a quienes ya conocían como es el interior de una mina, aún más «impresionante» ha sido para quienes de desconocían. Así, al término de la prueba muchos de los participantes manifestaban estar «alucinados» con lo vivido a casi 550 metros de profundidad, en donde habían disputado una contrarreloj individual de ocho kilómetros de recorrido en muchos momentos sin más luz que la de la propia lámpara, teniendo que enfrentarse a la humedad, el calor, los charcos de barro y fango, a las 264 escaleras del plano primario, al desnivel y a la angosta chimenea denominada La Jota. Por todo ello, ni los más experimentados deportistas que han participado en la Xtreme Trail, como el tres veces Campeón del Mundo de Trailrunning, Luis Alberto Hernando; el Campeón de España de Trail, Pablo Villa; la campeona de España de Ultradistancia, Marta Escudero; o el corredor de montaña Manuel Merillas, que ha sido el vencedor absoluto de la prueba, han podido comparar lo vivido hoy a ninguna otra prueba disputada hasta el momento.

La peculiaridad de esta Xtreme Trail del Pozo Sotón fue todo un reto para el medio centenar de personas invitadas por Hunosa a participar en ella pero pese a la dureza de la misma, todos los que hicieron declaraciones a La Voz de Asturias a la salida del pozo Sotón aseguraron que volverían a repetir la experiencia y la recomendarían a los amantes del trail. Para muchos, tan duro como la prueba fue la incertidumbre y el nerviosismo de no saber qué se encontrarían a medio kilómetro de profundidad por no haber estado nunca en el interior de una mina. El propio Luis Alberto Hernando lo comentaba antes de meterse en la jaula del pozo Sotón con los otros nueve deportistas de élite que conformaron el cartel de lujo de esta prueba correminas. Aunque aseguraba sentirse afortunado «de poder disfrutar de una experiencia exclusiva», confesaba que «nunca había estado en un ambiente así». Ya a la salida, el triple campeón del mundo de trail confesaba que la prueba lo había dejado tan «alucinado» que «no podía concentrarme en correr rápido». «Nunca me había parado a pensar como era una mina por dentro: es un lugar impresionante, con unas galerías inmensas y otros espacios muy estrechos, y eso es un lugar de trabajo», comentaba Luis Alberto Hernando, que apostillaba que «una carrera así no he vivido con anterioridad ni yo ni nadie».

Quizá el ser un poco conocedor del ámbito de la minería por su origen cercano a Villablino fue lo que ayudó a Manuel Merillas a lograr el mejor tiempo de la prueba y proclamarse vendedor absoluto de la misma al realizar los ocho kilómetros de difícil recorrido en 19 minutos y 32 segundos. A la salida del pozo Sotón, y antes de saberse ganador de esta edición «Zero» del Xtreme Trail, este corredor de montaña aseguraba no haber participado «nunca en una prueba como esta» que calificaba de «increible». Y tal ha sido su satisfacción con la misma que ha planteado que los 144 kilómetros de galerías que tiene el pozo Sotón «dan para hacer una más larga».