Rubiales niega haber disfrutado de viajes de lujo a costa de la RFEF

Nueva polémica por la presencia del presidente de la federación en el Mundial de Sudáfrica, la Eurocopa de Ucrania y en varias finales de la Liga de Campeones

Agencias

El presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, salió ayer a desmentir las informaciones que apuntaban a que había disfrutado de viajes de lujo pagados por la Federación Española de Fútbol (RFEF) cuando era presidente del sindicato de futbolistas AFE.

Lo hizo tan solo horas después de denunciar públicamente un viaje de dos millones de euros contratado por la directiva anterior de la RFEF para acompañar a la selección española en el Mundial de Rusia. «Creo que se debe viajar, invitar a los familiares de los futbolistas, pero organizar unas macrovacaciones de siete u ocho días en hoteles de superlujo... no estamos para eso», había dicho. Ayer, poco después de que Rubiales anunciase que había sustituido ese viaje por otros de menor precio, la federación española explicaba a La Voz que «Rubiales nunca viajó a costa de la RFEF, sino que lo hizo como representante de la Asociación de Futbolistas Españoles o de FIFPro».

Este periódico también le preguntó acerca de su presencia en finales de Champions acompañado de varios miembros de AFE, pero el portavoz de la RFEF evitó el tema asegurando que no compete a la federación, no respondiendo así quién pagó sus gastos.

Así, según el departamento de comunicación del ente federativo, Rubiales no viajó al Mundial de Brasil del 2014 ni a la Eurocopa del 2008, con sede en Austria y Suiza. Además, aseguró que su presencia en el Mundial de Sudáfrica del año 2010 fue costeada «de su propio bolsillo» y añadió, en lo relacionado con el partido amistoso que España jugó en Catar ante Uruguay en el 2013, que «él iba por AFE, que había contratado hoteles alternativos, que pagaba el sindicato y que estaban al margen del paquete contratado por la federación española». «Pero nunca disfrutó de vacaciones de siete u ocho días con los gastos pagados», matizaba.

La RFEF de Rubiales explicaba a La Voz que en el nuevo viaje contratado se desplazarían presidentes de federaciones territoriales, familiares de futbolistas (en número por determinar), directivos y patrocinadores, «cuyos nombres están todavía por confirmar». Se asegura que habrá al menos un representante del fútbol femenino, pero prácticamente se descarta la presencia de representantes del fútbol modesto español, otra de las bazas electorales de Rubiales cuando pretendía hacerse con el sillón de presidente federativo.

«El anterior viaje tenía 155 plazas y no cabrían todos», se justificaba desde la RFEF antes de advertir que se desconocen las plazas del nuevo plan.

Turismo en Doha en el partido de la AFE del 2013

El sorprendente encuentro amistoso a beneficio de la AFE que enfrentó en enero del 2013 en Doha a la selección española (vigente campeona del mundo en aquel momento) con Uruguay (campeona de América) regaló estampas curiosas con Luis Rubiales como protagonista. El entonces presidente del sindicato se alojó, según las fuentes consultadas, en el Grand Hyatt Doha, calificado de cinco estrellas lujo. Este periódico preguntó a la RFEF si Rubiales se había alojado en hoteles de lujo y esta fue la respuesta: «Él iba por AFE, que había contratado hoteles alternativos». Además, no desaprovechó la oportunidad de realizar excursiones turísticas como la de la imagen en el desierto o paseos en camello. Hasta el momento, no ha trascendido el número de personas que formó parte de la comitiva de Luis Rubiales ni el gasto generado en este viaje.

Ahora ya no se va a comer el viaje «con papas»

Parecía irremediable. Condenados a disfrutar un viaje de súper lujo a costa del dinero federativo. Por eso, Rubiales puso en el grito en el cielo en una conferencia de prensa en la que asumió que tendría que tragar con el viaje contratado por la anterior directiva de la federación.

Pero no. La realidad es otra y el actual presidente tuvo que desdecirse apenas unas horas después de haber pronunciado el famoso «ahora nos lo vamos a comer con papas».

Con patatas o sin ellas, los directivos de la RFEF, con Luis Rubiales a la cabeza, irán a Rusia en varias tandas. En una de ellas ya no gastarán dos millones de euros, sino que acompañarán a la selección española en el Mundial por el módico precio de 400.000 euros (destinado también a medios de comunicación, a la selección de fútbol 5 para ciegos y al fútbol femenino). Rubiales pensaba que no iba a poder. «Tengo un tremendo enfado porque hay un viaje pactado de la anterior directiva. Me parece un despilfarro tremendo. El viaje está cerrado con la agencia y el dinero no se puede devolver», dijo anteayer resignado a disfrutar un viaje a todo lujo en plena Copa del Mundo de fútbol. Pero sí se podía.

Según comentó en un desayuno informativo, la veracidad de su afirmación todavía se sostiene: «Mantengo una a una mis palabras. Hubo una comunicación pactada que salió el día 1 y uno o dos días más tarde fuimos a ver cuál era el coste del viaje. Ese viaje no se podía cancelar, pero se ha cancelado».

Luis Rubiales explicó además que habrá un desplazamiento inicial para asistir al debut de España ante Portugal el día 15 en Sochi que saldrá «entre 100.000 y 120.000 euros», más otro para una hipotética final. Y que él y otros directivos de la federación estarán yendo y viniendo de Rusia por trabajo.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Rubiales niega haber disfrutado de viajes de lujo a costa de la RFEF