La baza asturiana para la Vuelta a España

La ronda ciclista comienza en Málaga con la participación de un único corredor nacido en la región. Dos etapas finalizarán en el Principado

Iván García Cortina
Iván García Cortina
EFE
Redacción

La serpiente multicolor recorrerá a partir de hoy las carreteras españolas. La Vuelta 2018 comienza en Málaga y durante 21 etapas los deportistas recorrerán toda la geografía nacional. En Asturias permanecerán dos jornadas, con finales en alto, que marcarán de forma decisiva la clasificación general. La baza regional será el gijonés Iván Cortina, que aspira a una victoria de etapa.

Cortina, de 22 años, se quedó el año pasado con la miel en los labios en la etapa que finalizaba en Gijón. De Gent le arrebató la victoria en el último suspiro. Ahora, el gijonés llega mejor preparado que en 2017 y con la experiencia de esa edición. No se marca como objetivo una victoria de etapa, pero ha reconocido en varias ocasiones que aprovechará las oportunidades que tenga para intentar conseguirlo. Su rol principal será el de trabajar para su jefe de filas, el italiano Vincenzo Nibali.

Cortina, una de las grandes promesas del ciclismo español, ha renovado su contrato con el Bahrain Mérida siempre y cuando el equipo firme su continuidad en el pelotón internacional.

La 73 edición de la Vuelta

La 73 edición de la Vuelta Ciclista a España celebró el pasado jueves su puesta de largo vestida de gala en el Teatro Romano de la capital de la Costa del Sol. Málaga es la ciudad escogida en esta edición para que La Vuelta comience a pedalear y, en la presentación oficial de sus equipos, la ciudad quiso devolver el guiño con una puesta en escena espectacular, donde la cultura, el turismo y el deporte se dieron la mano.

La cita tiene bajas importantes, como Froome, Thomas o Landa, pero participan nombres de relevancia que aspiran a llevarse el maillot rojo. Entre ellos destacan Alejandro Valverde, Vincenzo Nibali, Fabio Aru o Nairo Quintana.

Las etapas asturianas serán decisivas

La Vuelta entrará en zona caliente con el tríptico astur leonés en las etapas 12, 13 y 14, donde esperan La Camperona (León), que vuelve tras dos años para ofrecer un duro ascenso que concluye a casi 1.600 metros de altitud. Un día más tarde, coincidiendo con el Día de Asturias, 8 de septiembre, un plato fuerte con la llegada al inédito les Praeres, Nava, una novedad que puede sorprender por su ascenso explosivo de 4 kilómetros que incluye rampas del 15%.

La trilogía de montaña se cerrará con la mítica cima de los Lagos de Covadonga, que será visitada por la Vuelta por vigésima primera ocasión. Con un desnivel de 4.000 metros, la etapa promete, ya que además incluirá una doble subida a El Fito. Nairo Quintana fue el último conquistador de Lagos.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La baza asturiana para la Vuelta a España