Craviotto, plata con el K4 500 en el Mundial de piragüismo de Portugal

Solo Alemania, también con tres campeones olímpicos en la embarcación, superó al kayak español

.Los medallistas, en una foto de archivo
Los medallistas, en una foto de archivo

Redacción

Saúl Craviotto, Marcus Cooper, Cristian Toro y Rodrigo Germade se colgaron este domingo la plata de K4 500 en el Campeonato del Mundo de Montemor-o-Velho (Portugal). Repite la embarcación española, el segundo puesto del 2017. Solo Alemania, un kayak con tres campeones olímpicos en la tripulación, superó a la principal baza española de cara a los Juegos de Tokio 2020. 

España remontó en la segunda parte de la prueba para arrancar una medalla que la reafirma junto a Alemania como candidata al oro en los próximos Juegos. Porque al paso por los 250 metros, el ecuador de la regatga, mandaba Rusia, seguida por Hungría y Alemania. El kayak español reaccionó a tiempo de cazar a dos de los tres que iban por delante, pero cruzó la línea de llegada a tres décimas del ganador, que fijó un tiempo de 1.20,056. Hungría completó el podio a casi un segundo y medio del campeón.  

El K4 500 español se formó el pasado mes de abril, cuando Craviotto sustituyó a Carlos Garrote en una embarcación que ya había sido subcampeona del Mundo el año pasado en la República Checa. Y su rendimiento hasta ahora ha sido sobresaliente. De hecho, ganaron tanto en la Copa del Mundo de Szeged (Hungría) como en el Europeo de Belgrado. Esta vez cedieron ante el empuje del kayak alemán, que cuenta con tres campeones olímpicos en su tripulación. 

Para Craviotto, la plata de este domingo se suma a la conseguida el sábado en la prueba de K2 200 junto a Toro, con el que ya fue campeón olímpico en Río 2016. 

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Craviotto, plata con el K4 500 en el Mundial de piragüismo de Portugal