Luis Enrique debuta con una victoria de prestigio

EFE

DEPORTES

TOBY MELVILLE | REUTERS

Iago Aspas fue titular en un duelo en el que Saúl y Rodrigo pusieron los goles para España

08 sep 2018 . Actualizado a las 23:00 h.

España alumbró un nuevo futuro este sábado al derrotar a Inglaterra en Wembley (1-2) en un partido coral en el que los goles de Saúl Ñíguez y Rodrigo Moreno dieron luz a la idea de Luis Enrique.

Una primera parte en la que Saúl y Rodrigo dieron la vuelta al gol inicial de Rashford, sirvió para que la Selección se llevase los tres puntos en su primer partido en la Liga de Naciones de la UEFA y dieran al nuevo técnico español un inicio soñado, tanto por el escenario, el monumental Wembley, como por el juego desplegado.

Los primeros compases vieron a una España dominante, tanto en el césped como en la grada. Los cánticos de 'Qué viva España' de los aficionados españoles 'acallaban' a las banderitas inglesas y el juego de posesión hacía inexistente el centro del campo de los de Southgate.

Diez minutos de toque y toque, pero no intrascendente, como ante Rusia en el Mundial, si no con el sabor eléctrico que aportan arriba Iago Aspas y Rodrigo.

El del Celta, presionando la salida de balón inglesa, y Rodrigo, apretándole las tuercas a los defensas 'Pross'. Solo el contraataque aparecía como una opción viable para Inglaterra, que se encontró en el minuto diez con un gol casi más inesperado para ellos que para España.

Los de Southgate superaron la adelantada línea de presión de España y Kane, como una torre en el centro del campo, vio a Shaw entrar por la banda izquierda con todo el campo por delante.

El carrilero del Manchester United avanzó hasta tres cuartos de cancha, puso un paso raso al segundo palo y encontró a Marcus Rashford, que no tuvo problemas en batir a bocajarro a De Gea.

La urgencia del gol no varió el plan de los de Luis Enrique, que continuaron con el balón como bandera y respondieron con una rapidez determinante.