La Fórmula 1 se indigna por la marcha de Fernando Alonso

La marcha del piloto asturiano golpea duramente una competición a la que le llueven las críticas por no haberle dado un coche ganador

Fernando Alonso celebra en Brasil el campeonato del mundo del 2005
Fernando Alonso celebra en Brasil el campeonato del mundo del 2005

Redacción

El anuncio de Fernando Alonso de dejar la Fórmula 1 a final de temporada fue una dura noticia para los aficionados del piloto ovetense. Sin embargo, las quejas de su marcha no solo llegan de sus fieles seguidores. Periodistas de la prestigiosa revista británica F1 Racing arremetieron contra la competición por no haber sido capaz de darle al genio asturiano un coche a su altura, capaz de competir por la victoria. La conocida publicación del motor dedica el número de este mes al piloto ovetense, y lo titula con un llamativo «Cómo la Fórmula 1 le ha fallado a Alonso».

En esta revista, el ingeniero Paddy Lowe, antiguo director técnico de Mercedes, carga con dureza por la decisión de Alonso. «Es una absoluta desgracia que la F1 no haya sido capaz de ofrecerle un coche competitivo a Fernando. Es uno de los grandes de todos los tiempos. Que tenga que marcharse porque no tiene sitio en uno de los seis únicos coches que pueden ganar carreras bajo el actual modelo de negocio es una señal de que la F1 está completamente rota», declara Lowe.

La Fórmula 1 pierde a un competidor nato, capaz de exprimir con sus talentosas manos los vehículos que ha pilotado. En la mayoría de los casos, obteniendo un resultado muy por encima de las expectativas reales de los coches que el excelso piloto asturiano llevó a los mandos. Un campeonato en el que ha ganado peso el desarrollo de los vehículos, la capacidad de Alonso de hacer evolucionar los mismos a lo largo de la temporada es un atractivo que no podrá disfrutarse la próxima edición de la competición automovilística.

Por otra parte, un talento único como el de Alonso motiva a otros pilotos a dar el do de pecho para superar al asturiano en las pistas. Estrellas como Lewis Hamilton han mostrado siempre su respeto reverencial por el ovetense, ya que han crecido y desarrollado su carrera compitiendo contra el mejor piloto español de todos los tiempos. La marcha de Fernando Alonso repercute en una menor competitividad, ya que la ausencia de una figura de la talla del español elimina ese pique existente entre los mejores pilotos para dirimir quién posee la mejor conducción en la pista.

El ídolo asturiano deja la Fórmula 1 con dos campeonatos en su haber, muy lejos de los registros que debería haber logrado a lo largo de su carrera. Andrew Benson, periodista del motor, define a Alonso como «extraordinariamente cualificado, agresivo y competitivo que, sin lugar a dudas, debería de tener más títulos de los dos Mundiales que figuran en su palmarés».

Comentarios

La Fórmula 1 se indigna por la marcha de Fernando Alonso