El Barça cometió alineación indebida con el gallego Chumi

Alineó al defensa en la ida contra el Levante cuando estaba sancionado con el filial, pero ningún equipo se dio cuenta y el plazo de denuncia podría haber prescrito


Redacción

Le han perdonado la vida al Barcelona. El equipo azulgrana estaría eliminado de la Copa hace una semana si algún equipo hubiese denunciado la alineación indebida que cometió el jueves, en la ida contra el Levante, al situar en el campo al gallego Chumi, que estaba sancionado con el filial. Según el código disciplinario, cualquier conjunto que disputa esta competición podría haber denunciado, no solo el Levante, pero el plazo concluyó el viernes a las 14 horas: «Precluirán las eventuales reclamaciones por supuestas alineaciones indebidas y, aun habiéndose producido estas, quedará automáticamente convalidado el resultado del partido si aquéllas no se hubieran presentado dentro del referido plazo», se explica en el artículo 26.4.

El Barça alineó al gallego Chumi, que había sido sancionado un día antes por acumulación de amarillas con el filial. El reglamento es claro: «El futbolista sancionado no podrá intervenir en ninguno de estos equipos superiores o clubes, hasta que transcurra, en la categoría en la que se cometió dicha infracción, el número de jornadas a que haga méritos la sanción», se recoge en el artículo 56.3 del reglamento general de la RFEF.

Si cualquier jugador con ficha del primer equipo del Barcelona hubiese visto la quinta amarilla en Liga, podría haber jugado en Copa. Pero al tratarse de un filial el reglamento lo impide, para velar por que no se produzca un mal uso de la normativa en beneficio de estos equipos dependientes.

El Barcelona filtró que el club no había cometido alineación indebida, amparándose en una circular (la 28) remitida en noviembre, que dice que «para los casos en los que exista una simultaneidad de licencias (...), las sanciones de carácter leve se cumplirán en las competiciones en las que el infractor se encuentra». Pero según ha podido saber La Voz, consultando a fuentes federativas, el Barcelona interpreta la normativa, «porque esta se refiere a jugadores con varias licencias expedidas (fútbol y fútbol sala, por ejemplo) y Chumi solo tiene una licencia, la expedida con el Barcelona B, y que le permite jugar con el primer equipo».

«La denuncia podrá ejercerse en un plazo que precluirá a las 14 horas del segundo día hábil siguiente al del partido de que se trate, momento en el que deberán obrar en la secretaría del órgano disciplinario las alegaciones o reclamaciones que se formulen; tratándose de encuentros que se celebren en día distinto al fin de semana (este caso), el meritado plazo se entenderá reducido en 24 horas», se explica en el código disciplinario, en el artículo 26.3.

Según las mismas fuentes, a estas alturas ya no hay nada que hacer. La irregularidad ha prescrito y no hay ninguna fórmula que permita incoar el expediente. El resultado ha quedado validado, a pesar de haber cometido alineación indebida.

El Levante seguirá adelante

Sin embargo, el presidente del Levante, Francisco Javier Catalán, aseguró: «Tenemos bases para defender nuestra posición. Entendemos que hay jurisprudencia suficiente y sólida que avala al Levante». «Vamos a dar traslado a la federación», avanzó.

Comentarios

El Barça cometió alineación indebida con el gallego Chumi