Lucas Vázquez, un modelo perfecto de esfuerzo y fidelidad a Solari

Enfrascado en la polémica del VAR y en la actitud de Gareth Bale, el examen a Santiago Solari no es pequeño


El vencedor en el Bernabéu no solo se llevará una plaza en la final de la Copa del Rey, sino que también ostentará el placer de eliminar al eterno rival en la lucha por uno de los títulos de la temporada. Enfrascado en la polémica del VAR y en la actitud de Gareth Bale, el examen a Santiago Solari no es pequeño. Los ojos estarán puestos sobre el argentino, acostumbrado a torear controversias, pero al que no le quedará otra que tomar importantes decisiones para la cita: apostar por sus hombres o confiar en la experiencia de los campeones.

La primera tarea de Santiago Solari será en defensa: ¿Marcelo o Reguilón?. El lateral brasileño, altamente cuestionado por su rendimiento, fue titular en el partido de ida pero con una actuación bastante cuestionable. La apuesta de Reguilón define lo que Solari busca para el Real Madrid, además, los partidos del canterano se cuentan por victorias.

La segunda duda que tendrá que solventar el rosarino será en ataque. Con Gareth Bale enfurruñado con el mundo, y con varios ataques de indisciplina, tras negarse a seguir calentando en el Ciutat de Valencia y a celebrar un gol con sus compañeros, Solari tiene a su disposición al trabajador perfecto. Lucas Vázquez ha sido su gran apuesta desde que llegó al banquillo blanco y el de Curtis no le ha defraudado. Desde que el argentino se puso a los mandos del Real Madrid, el futbolista gallego ha pasado de ser uno de los últimos recambios para Julen Lopetegui a ser uno de los hombres fuertes en el sistema de ataque del argentino. Formado en el modesto Ural coruñés antes de marcharse con 15 años a la cantera del Real Madrid, ya cuenta con tres Champions en su haber. Lucas Vázquez se ha convertido en el modelo perfecto de esfuerzo y sacrificio que Solari ha querido implantar en el Real Madrid.

Bregador incansable en la banda derecha, ha conseguido convertirse en una realidad consolidada para el aficionado blanco. El plan B de Zidane cuando algo no iba bien, el revulsivo canterano capaz de salvar los muebles, ha pasado a ser unos de los pilares del once blanco.

Dembelé, desequilibrio, velocidad y gol al servicio de Valverde

a.i.

El Barça necesita del descaro de Leo Messi, Luis Suárez y Ousmane Dembelé, el arma de Ernesto Valverde para desarbolar la defensa blanca

Extender el dominio en la Copa del Rey eliminando al Real Madrid es el sueño de cualquier culé. Los de Ernesto Valverde, liderados por un ganador natural como es Leo Messi, no entienden de tirar competiciones. Tras la remontada ante el Sevilla, los azulgranas se juegan el pase a la final y tres días después pueden ampliar su dominio con otro Clásico que le puede meter la Liga en el bolsillo.

Para lograr un billete para la final, el Barça necesita marcar. No es el mejor resultado para afrontar la vuelta pero las estadísticas acompañan a los azulgranas tras diez años de enfrentamientos en el Bernabéu, con nueve victorias en dieciséis encuentros en todas las competiciones con solo cuatro triunfos blancos.

Seguir leyendo

Comentarios

Lucas Vázquez, un modelo perfecto de esfuerzo y fidelidad a Solari