Zidane regresa al Real Madrid

El club comunica el cese de Solari y el regreso del francés, que firma hasta el 2022

En directo: Presentación de Zidane como entrenador del Madrid El francés regresa para hacerse cargo de la plantilla hasta el 2022

Redacción

El Real Madrid hizo oficial el regreso de Zinedine Zidane al banquillo blanco para hacerse cargo del equipo en sustitución del destituido Solari, al que el club ofreció continuar en la casa. Finalmente, Florentino Pérez fue capaz de convencer al francés para retornar menos de diez meses después de su salida, acabar la temporada y liderar un nuevo proyecto a partir del verano con mando en plaza y contrato hasta junio de 2022.

Exactamente 284 días después de aquel adiós por sorpresa del 31 de mayo de 2018 en Valdebebas, Zidane volvió a aparecer ante los medios junto al presidente del Madrid, cuya expresión poco tenía que ver con aquel rostro compungido de entonces, esta vez en la sala de prensa del Santiago Bernabéu. «Querido Zizou, tu pasión por el Real Madrid te une de nuevo al mejor club del mundo. Si hoy vuelves a estar aquí con nosotros es porque amas este escudo», le dijo el mandatario a su entrenador. «Estoy muy feliz de volver a mi casa», respondió éste.

La delicada situación en la que Solari había quedado tras decir adiós a las tres grandes competiciones en una semana y el ambiente enrarecido en el vestuario, con el expediente a Isco y el ostracismo al que el argentino había condenado a Marcelo, acabaron por precipitar los acontecimientos en el club de Concha Espina, cuya planta noble se decantó finalmente por la opción de Zidane, prioritaria para Florentino Pérez, en lugar de otros nombres como el de José Mourinho.

El galo, que al contrario que el portugués concita un apoyo casi unánime del madridismo se pondrá hoy mismo al frente de los entrenamientos del primer equipo en Valdebebas. Su ascendencia entre la plantilla blanca se presenta como el mejor aval posible para reconstruir los lazos de un vestuario roto, inyectar la motivación necesaria a un equipo tocado y afrontar la reestructuración necesaria para seguir compitiendo por todo.

Zidane llegó al banquillo del Real Madrid por primera vez un 4 de enero de 2016, con un ambiente a su alrededor que nada tiene que ver con este deseado retorno. Por aquel entonces, el galo era un principiante de los banquillos, que ascendía desde el Castilla, al que había dirigido durante temporada y media en Segunda B tras ejercer como ayudante de Carlo Ancelotti en el primer equipo en la temporada 2013/14, cuando el equipo blanco conquistó su ansiada décima Liga de Campeones en Lisboa.

Un palmarés de leyenda

El marsellés asumía el cargo en un mar de dudas, después de la destitución de Rafael Benítez y con un equipo en serios problemas. Tras enderezar el rumbo liguero para pelear el campeonato al Barça hasta la última jornada, su gran éxito llegó con la Champions conquistada ante el Atlético de Madrid en Milán el 28 de mayo de 2016. Era el inicio de una etapa mágica en Europa para el Madrid, que alcanzó el primer doblete Champions-Liga del club en medio siglo en la 2016/17, redondeando su trayectoria con una tercera 'orejona' en Cardiff en la campaña 2017/18, que no obstante arrojó los primeros síntomas de decadencia con una muy mala actuación en Liga.

Estas señales llevaron a Zidane a anunciar su marcha cuatro días después de alcanzar su tercera Champions en dos años y medio, hace ahora menos de diez meses, el periodo que ha transcurrido hasta su sorprendente regreso para reflotar a un equipo que dos entrenadores después no ha levantado cabeza desde entonces.

Si en enero de 2016 llegaba como un principiante, ahora vuelve con un aura de leyenda y como el segundo técnico con más títulos en la historia del Real Madrid, ya que sus nueve trofeos sólo los supera Miguel Muñoz. Es además el sexto entrenador con más partidos en el club y uno de los que mejor porcentaje de victorias presenta, registros que podrá seguir engordando desde el próximo sábado a las 16:15, cuando volverá a dirigir al Real Madrid ante el Celta en el Bernabéu.

El adiós a Solari

Durante la tarde, solo cuatro jugadores de la primera plantilla quisieron despedirse por redes sociales del técnico argentino. Uno de los primeros en reaccionar fue Lucas Vázquez, que gozó de muchos minutos con el preparador de Rosario. «Muy agradecido por tu confianza en mí, míster. Gracias por tu entrega y tu dedicación. ADN Real Madrid. Eres un crack. Mucha suerte», señaló el gallego.

También le deseó suerte Vinicius, que se hizo con un lugar en el once en detrimento del galés Gareth Bale. «¡Gracias por todo, míster! Por ayudarme desde mi llegada, por la confianza y las oportunidades. ¡Dios te bendiga siempre, mereces todo de mejor en tu vida!», apuntó el brasileño.

A la despedida también se unió Sergio Reguilón, que durante la estancia de Solari ganó la carrera por el lateral a Marcelo. «Eternamente agradecido al entrenador que confió en mí para jugar en el primer equipo del Real Madrid. Profesional y persona top. Estoy convencido de que te irá genial porque te lo mereces. Gracias por creer en mí, míster», agradeció.

Por último, Marcos Llorente dio las gracias al argentino. «Míster, gracias por darme la oportunidad, por confiar en mí y por ayudarme a sacar lo que tenía dentro. Te deseo lo mejor en el futuro», subrayó.

 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Zidane regresa al Real Madrid