Volver a empezar hacia la Euro

La primera batalla hacia el torneo continental, tras la decepción de la Liga de Naciones, se dirime este sábado en Mestalla ante la rocosa Noruega


Volver a empezar. El título de la primera película española en alzar el Oscar a la mejor cinta de habla no inglesa, en la que el protagonista es un excentrocampista del Sporting, define la idea que ha transmitido estos días el seleccionador a sus jugadores.

Diez partidos en este año para conseguir el objetivo fijado a su llegada: estar en la Euro2020. Sus ocho novedades en la última lista demuestran que la idea es dar carpetazo al agitado 2018 que empezó ilusionante (con empate ante Alemania y goleada a Argentina) y terminó con el equipo frustrado tras un Mundial deprimente previo a una Liga de Naciones en la que la selección fue de más a menos ya con el nuevo técnico. «Es una evolución; revolución me suena feo», advirtió Luis Enrique el día de su convocatoria.

Habrá variaciones respecto al debut, pero no tantas respecto al último duelo oficial en Zagreb. Por ahora no ha repetido ni un once, en el que seguirá De Gea bajo palos. En defensa parece claro que apostará por Sergi Roberto y Jordi Alba en las bandas, con Sergio Ramos en el centro. Su pareja parece que será Íñigo Martínez, en buen momento en el Athletic y que cuenta con la ventaja de ser zurdo, además de que su potente juego aéreo ante un rival muy físico.

En el centro del campo, además de Busquets, el indiscutible de todos los seleccionadores; parece que estará acompañado por Dani Ceballos, al que ha citado pese a tener pocos minutos en el Real Madrid. La tercera plaza está más en duda. Veremos si es para Canales, en gran forma, o para Dani Parejo, con el que Mestalla viene disfrutando en los últimos meses, y que parece contar con más opciones que Saúl (citado por la gripe A de Fabián Ruiz, aunque Aspas llegó un lunes y fue titular), y tampoco se espera que vaya a apostar por Rodri para actuar con dos pivotes que complicarían ese 4-3-3 que tanto gusta al técnico asturiano. Arriba, Rodrigo busca acompañante.

Uno parece que será Marco Asensio (si el golpe que sufre no lo impide) y el otro podría ser Jaime Mata, que lleva 15 goles, o incluso Álvaro Morata, desplazando a un costado al 9 del Valencia, el más habitual de esta nueva era Luis Enrique: seis partidos, cuatro como titular y dos goles. «Debemos circular muy rápido, dando muy pocos toques», insiste Luis Enrique, preocupado en mejorar defensivamente, porque aunque España ha conseguido 17 goles (2,8 por partido), ha recibido ocho (uno cada 68 minutos).

Enfrente estará Noruega, con el veterano mago Lars Lagerbäck, el primer técnico que logró participar en cuatro fases finales de la Eurocopa, al mando de sus vecinos. Igual que hiciera con Islandia hace cuatro años su receta pasa por el orden, concentración, juego directo y optimizar el balón parado. Desde que el veterano seleccionador, de 70 años, cogió el equipo en el 2017 Noruega lleva ocho triunfos y solo una derrota, contra Bulgaria en Sofía, por ocho triunfos con los que ha conseguido el ascenso a la segunda categoría de la Liga de Naciones.

España forma parte del grupo F, junto a Noruega, Malta, Islas Feroe, Suecia y Rumanía. Se supone que no debería tener problemas para ser primera o segunda, plaza que da billete a la Euro 2020, torneo multisede en el que la selección jugaría, de clasificarse, la primera fase en Bilbao y Dublín. Históricamente, ha vivido todo tipo de situaciones en Mestalla, pero en los últimos años este estadio no ha visto una derrota de la selección.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Volver a empezar hacia la Euro