El Barça quiere cerrar la Liga ante el Atlético

El equipo rojiblanco, agarrado a un sueño, se enfrenta a un desafío enorme contra un rival que ha salido victorioso de todos los duelos trascendentes de este curso


Barcelona

La resolución del título de Liga depende exclusivamente del Barça, que este sábado (20.45 horas, Partidazo) tiene la oportunidad de cerrar el campeonato frente al Atlético de Madrid, el aspirante agarrado a un sueño al que, a ocho puntos del líder, solo le vale la victoria en el Camp Nou. El hecho de que el equipo rojiblanco no haya ganado nunca con Diego Pablo Simeone al azulgrana en el estadio culé después de once visitas permite al técnico argentino ser «superoptimista», pero los colchoneros, en la que es su última oportunidad para la esperanza, se enfrentan a un desafío enorme para propinar un golpe al gran favorito y dar emoción a la Liga.

Contra un Atlético que no quiere perder la fe e intentará no ser fulminado de nuevo por Leo Messi, el Barça afronta otra final en estos dos últimos meses de máxima exigencia, como las que jugó en la Copa del Rey para remontar con 6-1 un 2-0 al Sevilla o acudiendo al Bernabéu con el 1-1 del Camp Nou en la ida de las semifinales y volviendo con plaza en la final tras un 0-3. También en Liga derrotó cuatro días después al Real Madrid (0-1) para casi descartarle de la lucha por el título. En la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, agobiado por el 0-0 de la ida en Lyon, pasó apuros cuando ganaba por 2-1 en la vuelta, pero acabó reaccionando y goleó 5-1 al conjunto galo.

Deja la sensación el equipo de Ernesto Valverde de que no tiene un rendimiento redondo ni una regularidad admirable, pero que cuando llega una gran cita, se pone manos a la obra y sale victorioso. Y la que tiene ahora por delante es una de esas misiones que requieren la máxima concentración: dejar al Atlético a 11 puntos con 21 en juego y una diferencia de goles particular favorable. O lo que es lo mismo. Casi cantar el alirón.

Como en esos ejemplos mencionados, el Barça viene de un partido que dejó muchas dudas más allá de las rotaciones: encajó cuatro goles ante el Villarreal en un estropicio defensivo sin respuesta que recordó a Roma. Se evidenció una fragilidad que Valverde intentará tapar con el regreso de Piqué al once inicial en el eje de la zaga en lugar de Umtiti, muy lejos todavía del campeón del mundo que fue el pasado verano tras su lesión de rodilla. Volverá Rakitic para dar fuerza al centro del campo. Y, por supuesto, jugará Messi muy motivado, como demostró liderando esa milagrosa reacción en el Estadio de La Cerámica para el 4-4 final. La baja más significativa es la de Arturo Vidal por sanción. No apuntaba a titular, aunque siempre tiene minutos. Rafinha es la otra baja por lesión, mientras que Dembélé, aunque ya está casi recuperado, no forzará y no entró en la lista. Es una ausencia sensible la del extremo francés.

Con expectación por el recibimiento de la afición del Barça a Griezmann tras su decisión de no vestir de azulgrana tomada la pasada temporada, a diferencia del Atlético, que lo tiene todo enfocado a este partido, aunque Diego Costa y Morata no estén al cien por cien, el Barça está obligado a mirar de reojo también al Manchester United. El Barcelona jugará el miércoles en Old Trafford la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones y, aunque Valverde no reservará nada, los jugadores pueden tener la tentación de dosificarse en algún momento del partido, y más sabiendo que en el peor de los casos mantendrían cinco puntos sobre el Atlético.

Alineaciones probables:

Barcelona: Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Jordi Alba, Rakitic, Busquets, Arthur, Messi, Luis Suárez y Coutinho.

Atlético: Oblak, Juanfran, Giménez, Godín, Filipe Luis, Koke, Thomas, Rodrigo, Saúl, Griezmann y Diego Costa.

Comentarios

El Barça quiere cerrar la Liga ante el Atlético