Nuevo capítulo de la guerra Rubiales-Tebas

El presidente de la RFEF nombra vicepresidente a Maximino, un reconocido villarista


La Real Federación Española de Fútbol celebra el lunes una asamblea general extraordinaria en la que pretende aprobar el cambio de formatos de la Copa del Rey, la Supercopa de España y de todo el modelo de fútbol femenino, a pesar de que los clubes ya han mostrado su oposición.

Por ello, no es casual que tanto Luis Rubiales como ProLiga, asociación estrechamente vinculada con Javier Tebas, citaran ayer a los clubes de Segunda B y Tercera a reuniones celebradas a la misma hora y en lugares lejanos uno del otro, a pesar de ser ambas en Madrid.

«Esta es vuestra casa y nos espera un futuro prometedor a todos, juntos», dijo Rubiales a los asistentes; mientras que a 37 kilómetros Javier Tebas aseguró a los clubes no profesionales que la Liga no va a dejarlos tirados nunca y que espera que las ayudas a los equipos modestos se vean incrementadas el próximo año y que la propuesta de la franja horaria de la RFEF «tiene tintes populistas».

Nombramientos

Además, en el día de ayer también se hizo público el nombramiento de tres nuevos vicepresidentes de la Real Federación Española de fútbol, tras la baja del imputado Andreu Subíes, acorralado por la justicia. En su lugar, Rubiales apuesta por un villarista confeso como Maximino Martínez -«Villar es mi amigo y estoy seguro de que es inocente», manifestó tras conocerse la detención del expresidente de la RFEF-; así como dos presidentes territoriales recién llegados -Joan Soteras, de la cuerda de Subies, a la Catalana; y Salvador Gomar, excolaborador de otro fiel villarista como Vicente Muñoz, a la Valenciana-.

Querella contra Rubiales

Por otra parte, Mediapro anunció en las últimas horas que se querellará contra Rubiales por las manifestaciones en las que el presidente de la RFEF les acusaba de pagar sobornos: «Mediapro exigirá al presidente de la RFEF una rectificación pública de sus acusaciones e iniciará acciones legales por los daños a su reputación que estas acusaciones infundadas y temerarias puedan haberle provocado».

Comentarios

Nuevo capítulo de la guerra Rubiales-Tebas