Gómez Noya, campeón del mundo en casa

Un mundial irrepetible en imágenes. Doblete gallego en el Mundial de Triatlón de larga distancia con la plata para Pablo Dapena

;
Gómez Noya, campeón del mundo en casa Doblete gallego en el Mundial de Triatlón de larga distancia con la plata para Pablo Dapena

Pontevedra / La Voz

Doblete gallego en el Mundial de Triatlón de larga distancia con el oro de Gómez Noya y la plata de Pablo Dapena. Han sido profetas en su tierra al subirse al podio en casa en una prueba que apenas tuvo sorpresas desde que arrancó el segmento en bicicleta, donde Gómez Noya y Pablo Dapena empezaron a marcar una diferencia que se confirmaría con una espectacular carrera a pie por el centro urbano en la que todo quedo escrito a partir de la segunda vuelta. Triunfaron ante los suyos, pusieron a sus pies a una ciudad que se vistió de triatlón para arroparlos en una jornada que quedará ya para la historia.

Dapena cede el título mundial a una leyenda que agranda cada vez más su gesta, pero para él «esto es como ganar el oro porque con Javi no se puede competir». Las cuatro vueltas a pie al circuito pontevedrés permitieron a Gómez Noya ampliar la diferencia respecto a su amigo y rival Pablo Dapena, quien supo controlar los tiempos en la carrera para dejar atrás a Bozzone, fiel perseguidor toda la prueba, que tuvo que conformarse con un séptimo puesto (5.15.22) después de verse obligado a parar en más de una ocasión.

Gómez Noya y Pablo Dapena escriben hoy un capítulo más en la historia del triatlón. Y lo hacen en su casa. 

Con un pequeño retraso sobre la hora prevista, los triatletas se echaron ayer al agua del Lérez para hacer un primer tramo reducido a la mitad (1.500 metros) por la baja temperatura del agua. «En pruebas tan largas las distancias son mayores, lo pasé muy mal en la última vuelta. Estoy contento por Pablo y por mí, es el mejor resultado posible», reconocía Gómez Noya al final de una prueba que completó con un tiempo de 5.05.39. Seis minutos después entraba un emocionadísimo Pablo Dapena, que se paró a saludar al público y abrazar a sus padres antes de cruzar la línea de meta y abrazar a Javi Gómez Noya. El hasta ahora campeón del mundo reconocía que la cuidad fue determinante a la hora de seguir luchando tras una carrera a pie «muy dura». «Si hubiese sido en otro lugar lo hubiese pasado bastante mal, pero no tengo palabras para lo que he vivido», señala Dapena, que asegura que la carrera a pie fue de mucho desgaste. «Disfruté como un niño», concluyó junto a su amigo y nuevo campeón del mundo.

Saleta Castro cumple su objetivo

Y es que la jornada de hoy es para los pontevedreses. Saleta Castro cruzaba la meta en novena posición (6.08.23) después de remontar en las dos últimas vueltas. La triatelta disputaba en Pontevedra su primer Mundial de larga distancia y su objetivo era quedar entre las diez primeras. Es un objeto cumplido, hice una buena natación y la primera vuelta de bici  tuve bastante frio y me costó entrar, pero corrí muy bien los treinta kilómetros y pude mantener la posición", comentaba Castro, que al igual que sus compañeros agradeció las muestras de cariño del público. "Esto ha sido increible, hasta que hice la primera vuelta no era consciente de lo que había. Te ponía los pelos de punta y había que contener las emociones hasta el final", resaltó la tritaleta pontevedresa, que se prepara ahora para el Ironman de Francfort.

En categoría femenina el podio también tiene sabor español al quedar en segundo y tercer lugar quedaron Judith Corochan y Anna Noguera, respetivamente. 

Javier Gómez Noya: «Aspiro a ser tan rápido como antes de pasarme al ironman»

Paulo Alonso

Regresa el sábado en Bermudas al Mundial de distancia olímpica, una semana antes de competir en Pontevedra

Con 36 años de edad y 20 meses después de disputar su última carrera de estas características, Javier Gómez Noya (Basilea, 1983) vuelve el sábado al Mundial de triatlón de distancia olímpica. Disputa en Bermudas una prueba más dentro de un deportista con un palmarés mareante, pero supone un regreso cargado de contenido simbólico. Aunque su verdadero reto le aguarda en agosto del 2020 en los Juegos de Tokio. Para empezar a lo grande, la cita del sábado le enfrenta a dos gigantes, Mario Mola y Jonny Brownlee.

-¿Se siente fresco para ir rápido?

-Fresco, aún no. Pero me siento bien por las referencias de los ritmos de los entrenamientos, que luego hay que llevar a la carrera, estar bien situado, no perder opciones... Creo que puedo pelear, pero al ser la primera carrera en distancia olímpica en mucho tiempo, a ver cómo van los demás.

Seguir leyendo

Comentarios

Gómez Noya, campeón del mundo en casa