«Ha habido un cambio grande en mi vida pero intento tener los pies en el suelo»

A Saúl Craviotto le hace mucha ilusión ser el abanderado en los Juegos de Tokio pero admite que tiene que «hacer los deberes porque no está clasificado»

El cuádruple medallista olímpico, Saul Craviotto
El cuádruple medallista olímpico, Saul Craviotto

Redacción

El piragüista Saul Craviotto, doble campeón olímpico en Pekín 2008 y Río de Janeiro 2016, dijo a EFE que la posibilidad de ser abanderado en los Juegos de Tokio 2020 le hace «mucha ilusión», aunque admitió que aún tiene que «hacer los deberes porque no está clasificado». Los próximos tres meses son claves para Saul Craviotto, que espera competir en Japón en los que serían sus cuartos Juegos Olímpicos.

«La temporada va muy bien y estoy ya en la recta final. En tres meses se decide todo porque ahora encadena la Copa del Mundo, los Juegos Europeos y el Mundial», dijo el piragüista catalán afincado en Gijón. «Las sensaciones son muy buenas, pero al final el crono es el que tiene que ser bueno. Los tiempos me hacen ser optimista para clasificarme, pero por ahora solo eso», apuntó.

En caso de acudir a los Juegos de Tokio, Saul Craviotto será el abanderado de la delegación española, según dijo hace unos días el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco. «Hace cuatro días que estuvimos en Río y ahora ya está Japón a la vuelta de la esquina. El tiempo pasa rápido y estoy ilusionado con ser abanderado. Todavía me lo tengo que ganar, porque no hay nada seguro, y tengo que entrenar, aunque estoy confiado», señaló.

«Cuando se oye tu nombre para algo tan grande es lo que me queda. Me haría mucha ilusión serlo, pero tengo que hacer los deberes. Hacer mi trabajo, entrenar y sacar medallas para España», dijo a EFE Craviotto, que forma parte del equipo inclusivo de Sanitas junto a otros seis reconocidos deportistas como la jugadora de badminton Carolina Marín o el ciclista paralímpico Juanjo Méndez. Por último, el palista español reconoció que en los últimos tiempos su vida ha sufrido «un cambio importante» por la fama obtenida con sus éxitos deportivos y su participación en un programa de cocina en la televisión.

«Ha habido un cambio grande en mi vida con tanto evento y hay mucho ajetreo, pero intento tener los pies en el suelo. Hay que aprovechar el momento y aprovechar la ola, porque todo pasa y son modas. Soy padre de dos niñas, tengo una vida tranquila en Asturias y solo disfruto un momento muy dulce de mi vida», concluyó.

Comentarios

«Ha habido un cambio grande en mi vida pero intento tener los pies en el suelo»