Nadal, a octavos con una trabajada victoria sobre Evans

El balear juega por primera vez desde Wimbledon y tiene que hacer frente a los parones por la lluvia y a un incómodo rival para alcanzar la segunda ronda del Masters 1.000 de Canadá


Vuelta a la competición para Rafael Nadal y vuelta al máximo nivel de exigencia. Un mes después de su último encuentro oficial en Wimbledon, Nadal saltó este miércoles a la pista de Montreal, donde este año se celebra el torneo de Canadá, para encontrarse con la sorpresa de la lluvia y la de un rival complicado e incómodo. Dan Evans, el británico de oscuro pasado, planteó un laberinto de primer parcial en el que Nadal tuvo que levantar un 'break' en contra y dos puntos de set para poder meterse en octavos de final del Masters 1.000 que inaugura la temporada de cemento (7-6 (6) y 6-4).

Era el primer encuentro desde la dolorosa derrota en las semifinales de Wimbledon ante Roger Federer y el manacorense avistaba entre la amalgama de colores de la pista canadiense, que fusiona el azul de la pista, el verde de los bordes, el gris de los asientos y el rojo de las vallas, a un jugador redimido y revivido.

Evans es ahora el número 53 del mundo, pero hace poco más de un año se encontraba alejado de los primeros 1.000 del ranking debido a una sanción por consumo de cocaína que le tuvo apartado doce meses del circuito. No fue hasta la llegada de la hierba esta temporada que el inglés retomó el rumbo. Se hizo con dos títulos 'Challenger', además de una meritoria tercera ronda en Wimbledon, donde se quedó a un paso de medirse a Nadal.

El primer enfrentamiento entre ambos tuvo que retrasarse un mes y empezó de manera impecable para Evans. En un primer juego desastroso al servicio para Nadal, el español cometió tres errores no forzado y entregó el saque. Comenzó entones el cielo a nublarse, descargando las primeras gotas con 3-2 a favor de Evans y provocando un pequeño parón sin mucha incidencia. Se volvió al juego y Nadal desperdició dos bolas de set en el décimo juego, cuando ya había nivelado el encuentro.

Con 6-5 favor del balear, la lluvia retornó y esta vez frenó el espectáculo durante media hora. Cuando volvieron los actores, Evans aguantó su servicio y mandó el primer set a un desempate en el que el británico tomó la delantera y se colocó 5-2 y más tarde 6-4, disponiendo de dos pelotas para cerrar la primera manga. Nadal las levantó, apuntándose cuatro puntos seguidos que terminaron por dejar a Evans con la miel en la boca y con la resignación de que cualquier oportunidad de ganar el partido se le escapaba ahí.

Y estaba en lo cierto. Casi sin tiempo para respiros, ambos jugadores iniciaron 'ipso facto' el segundo parcial, impactando Nadal mentalmente con una rotura de inicio que terminó por descolocar al inglés. Sin embargo, con 2-0 y todo encaminado, la lluvia rugió con más fuerza que nunca. Torrente de agua sobre Montreal y jugadores a vestuarios. Dos horas de brecha que cortó la inercia del español y planteó un partido prácticamente nuevo. Nadal perdió la ventaja y Evans subió el 3-3 al marcador, pero fue incapaz de sostener el ritmo, cedió su siguiente servicio y entregó el partido por un 6-4 que permite a Nadal dar un paso más en la búsqueda del quinto título en Canadá.

El actual número dos del mundo luchará, en un cuadro sin Novak Djokovic ni Roger Federer, contra el moldavo Radu Albot o el argentino Guido Pella por un puesto en cuartos de final.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Nadal, a octavos con una trabajada victoria sobre Evans