Una plata como primer paso para el podio olímpico en Tokio

El vigués Nico Rodríguez y el catalán Xammar, subcampeones del mundo tras la descalificación en la medal race


Nico Rodríguez y Jordi Xammar están en el camino correcto para hacer algo grande en Tokio 2020. La pareja del 470 español se proclamó subcampeona del mundo después de ser descalificada en la medal race final en una decisión que ofrece dudas y que les priva del oro, que fue para los favoritos australianos, pero la plata confirma que ya tienen a tiro a los aussie, que han dominado con mano de hierro esta disciplina olímpica en la última década. Quizás dentro de un año, en la misma bahía, ellos sean los que suban a lo más alto del podio.

«Estamos contentísimos deste mundial, a verdade é para estar moi orgullosos, fixemos unha grandísima semana, a performance destes días foi espectacular e creo que estamos demostrando que o traballo dá os seus froitos», comentó desde Japón el vigués Nico Rodríguez.

Un trabajo que en absoluto queda empañado por el último día. Porque Nico Rodríguez y Jordi Xammar llegaban a la regata final con un punto de ventaja sobre los favoritos australianos después de ganar siete de las once regatas anteriores, pero un error en la salida les penalizó sobremanera. El barco español incurrió en un fuera de línea (salida antes de tiempo) que les llevó a la descalificación dejando en bandeja el triunfo al tándem formado por Matthew Belcer y Will Ryan.

«Tivemos un erro que saíu moi caro. Todo foi moi rápido e nun intre tes que tomar unha decisión. Tomamos a decisión de apostar por gañar e non saíu ben. Vimos un vídeo que se foi foi por centímetros, é dubidoso, pero así son as regras do xogo», precisa Nico, que todavía recuerda la secuencia previa al desenlace, toda antes del inicio oficial de la última manga: faltando 40 segundos para el inicio estaban muy lejos de la línea, a la que llegaron a falta de diez. Entonces trataron de sacar fuera a los australianos «e conseguímolo, pero coa mala sorte que os barcos que estaban á nosa esquerda tamén estaban fóra e nós non tiñamos clara a nosa situación na liña». En ese escenario los australianos optaron por volver a salir y los españoles por seguir, lo que les supuso la descalificación.

El subcampeonato mundial es un puesto que hubieran firmado antes de comenzar el evento más importante del año. Porque les permite mejorar la plata del curso pasado en Dinamarca y les coloca como serios candidatos al podio olímpico. «O ano que ven é o importante», avisa Nico después de firmar una actuación soberbia en el 470, el que es a día de hoy la mayor esperanza de la vela olímpica española.

Comentarios

Una plata como primer paso para el podio olímpico en Tokio