El deslumbrante veraneo del Atlético

João Félix entusiasma, mejora a Costa, y desata las expectativas de los del Cholo tras una amplia remodelación


Real Madrid y Barcelona no remontan la sensación de crisis con la que cerraron la temporada. Parecen más entretenidos en rifarse a Neymar que en engrasar su puesta a punto. El Atleti es, de los llamados a pelearlo todo, el que mejores prestaciones ha mostrado en la pretemporada.

Simeone firmó en febrero su quinta renovación con el Atlético. «Lo que me empuja a hacerlo son los futbolistas», resumió el argentino, tras sellar su continuidad hasta el 2022. En los despachos del Metropolitano empezaban a asumir ya entonces el adiós de su máxima estrella. «Las formas de salir creo que no han sido las mejores». Saúl se despachaba así con Griezmann en una entrevista radiofónica. El culebrón del galo aún promete epílogo.

La marcha de piezas clave

Godín se despedía entre lágrimas y tomaba rumbo a Milán para enfundarse la elástica del Inter. El carrusel de bajas sumía a la afición colchonera en una depresión rodeada de incógnitas: Lucas fichó por el Bayern, Rodrigo por el City, Vietto se fue al Sporting de Portugal, Filipe Luis al Flamengo... y Diego Costa amenazaba con entregarse a la multimillonaria llamada del fútbol chino, en un pulso casi permanente con la directiva rojiblanca, tras una temporada más que discreta.

La apuesta para relevar a Griezmann generó dudas. El Atlético desenfundó la hucha y puso sobre el tapete 126 millones de euros -el fichaje más caro de su historia- para incorporar al imberbe João Félix, con apenas unos meses de experiencia en la élite lusa a bordo del Benfica. Poco tiempo ha necesitado el de Viseu para alimentar las aspiraciones colchoneras. En la pretemporada selló cuatro goles (uno ante el Real Madrid, otro al All Stars de la MLS y dos a la Juve) y tres asistencias. Diego Costa ha sido su gran beneficiado. «Espero darle más pases, nos entendemos bien». La sociedad ha rescatado para la causa al controvertido hispanobrasileño -que había retornado al Atleti en una apuesta personal del Cholo- y que poco se parece al que despidió la liga.

Tres bolos desatan la euforia

La primera prueba de que Costa ha renovado pilas la dio en el MetLife Stadium neoyorkino en la estrepitosa sacudida al Real Madrid. El Atleti llegó a ponerse 1-7 a falta de veinte minutos para el final y los tres primeros goles llevaron la firma de Costa. El cuarto, de João Félix. Los de Zidane maquillaron al final un marcador (3-7) que encendió las alarmas en Concha Espina y disparó el ego en el Wanda.

En una trifulca con Carvajal, Costa vio la tarjeta roja. Pilas y goles sí, pero al ariete le sigue costando sujetar su carácter. Tiene pendiente cumplir el último de los ocho partidos con los que fue sancionado tras insultar a Gil Manzano en el partido ante el Barcelona que acabó con las aspiraciones ligueras del Atleti. Se perderá, por tanto, el debut liguero.

Tras la aparatosa victoria ante el Madrid, a los rojiblancos les esperaba un combinado de las estrellas que pueblan la MLS estadounidense. Entre ellos, los Ibrahimovic, Rooney, Carlos Vela o Schweinsteiger. Simeone decidió reservar a su dupla atacante: João Félix y Costa jugaron solo los últimos 35 minutos. Marcaron los dos, el segundo a pase del primero, para ampliar la renta inaugurada por Marcos Llorente. El exmadridista brilló como faro en la medular. Otra punzada al eterno rival sumido en el desaliento.

Los canteranos resolvieron frente al San Luis (1-2) y la Juve llegó al Wanda para medir si el apogeo atlético era un espejismo. Costa esperó en el banco. Morata acompañó a João Félix, aunque el luso encontró mejor socio en Lemar. El meninho dio otro recital. Fue el autor de los dos goles que dieron la victoria al Atleti. El segundo tanto, en el que ajusta la carrera a un centro de Lemar para rematar sobre la marcha, fue una reliquia. Simeone, satisfecho: «Dejen de mirar su edad, el campo siempre marca lo que los entrenadores acabamos haciendo» Félix fue elegido el mejor jugador del partido ante los Cristiano -que partió suplente- Dybala o Mandzukic.

Nueve incorporaciones

Más allá de las llegadas de João Félix y Llorente, las bajas obligaron al Atleti a recomponerse en todas las líneas. Para fortalecer la zaga, incorporó del Espanyol al central Mario Hermoso -otro con pasado blanco- y del Tottenham al lateral internacional inglés Trippier, en sendas operaciones que rondaron los 30 millones de euros.

El lateral zurdo Renan Lodi llegó desde el Paranaense. Otro central, Felipe Monteiro, del Oporto. Del mismo club arribó el mexicano Herrera para fortalecer la medular. El mercado portugués ha sido el gran caladero rojiblanco. Del filial del Benfica pescó al joven delantero serbio Saponjic. Otro ariete, el argentino Nicolás Ibáñez, se incorporó del San Luis.

James sigue en la agenda

Y, en el Wanda, no dan por cerrada la plantilla. Siguen suspirando por el colombiano James Rodríguez, una vez cerrado el mercado inglés. Otro anzuelo botado sobre el vecino, que lo había descartado inicialmente tras el retorno de su cesión al Bayern y ahora parece sumido en un mar de dudas -le ha dado dorsal- por la grave lesión de Marco Asensio.

La Liga para el Atleti arranca el domingo (22 horas) ante el Getafe. Será momento de empezar a valorar si su romance estival es confeti o músculo con el que puede aspirar a todo.

Comentarios

El deslumbrante veraneo del Atlético