Así funciona el tope salarial: El Málaga, en riesgo de expulsión

La Liga sigue atentamente la evolución financiera del club andaluz esta temporada y no descarta que pueda producirse un caso como el del Reus en el ejercicio anterior, si no mejora su economía


La Liga dio a conocer ayer los topes salariales para Primera y Segunda. Unos límites que solían dejar dudas sobre su elaboración, y que la patronal trató de explicar en un encuentro con periodistas.

¿Cuándo se conoce la primera estimación?

Los clubes aportan una primera información a la patronal antes del 30 de abril. E las tres primeras semanas de mayo la Liga ya da oficialmente un primer límite salarial. Los clubes conocen, desde entonces, su techo, con una horquilla del 5 %.

¿Cómo se comprueban los números que da un club?

En función de los ingresos que tiene para la siguiente temporada. La partida de la televisión la conoce la Liga porque es quien la reparte. En cuanto a los ingresos comerciales, los certifica el auditor. En el apartado de gastos, la Liga conoce los de estructura, porque tiene las auditorías de los últimos años. A partir de ahí, ingresos, menos gastos de estructura, igual al límite salarial. Aquellos que están en concurso deben incluir entre los gastos de estructura la parte correspondiente al convenio de acreedores.

El siguiente paso es coger todos los cobros y pagos de la temporada, se prorratean por mes y si el club puede hacer frente a ese saldo, se mantiene el tope inicial. En caso contrario, se le baja.

¿Cómo influyen los traspasos?

Cuando se establece la primera aproximación al tope se desconocen los futuros ingresos por traspasos. Entonces se pone como ingreso la media de las tres últimas temporadas. Pero hay excepciones. En Primera los clubes no pueden superar el 25 % de la cifra de negocio, aunque el año anterior hayan traspasado por más. En Segunda, se reduce a un 10 %.

Luego, hay casos diferentes. Por ejemplo, si un club tiene una media de diez millones de ingresos por traspasos de los tres años anteriores y el 10 de julio presenta unos beneficios de siete millones en ese concepto, no podría aumentar el límite, ya que tendría computados tres más de los ingresados realmente. En cambio, si un club tiene una media de ventas de diez millones y ese verano hace un traspaso por cincuenta, automáticamente se aumenta el tope en cuarenta millones.

¿Qué sucede si un club se pasa en el gasto?

La circular de julio del 2014 recoge que quienes quieran tener hasta 18 fichas podrán contratar futbolistas por un precio que no superará el mínimo del convenio colectivo (unos 160.000 euros en Primera y 80.000 en Segunda). Es decir, se pueden endeudar algo más para alcanzar ese mínimo de 18 futbolistas, pero sin superar esos salarios mínimos. Esto sucede porque los clubes, que son los que al final harán frente a las deudas de los demás en caso de impagos, lo aprobaron así.

¿Qué hará la Liga con el Málaga?

La Liga confirmó ayer que existe un riesgo real de expulsión. «Si impaga, será expulsado de la competición», explicó un portavoz. Como sucedió el año pasado con el Reus, la Liga estará atenta a cómo evoluciona el estado financiero de la entidad, que solo ha podido inscribir a 17 futbolistas profesionales. La patronal explica que una sanción preventiva como la impuesta en un primer momento al Reuls el curso pasado «tiene toda la lógica del mundo» Y entiende que el rigor en la aplicación de las normas de control económico supone un mensaje para el resto de clubes: «Todos tomarán nota. Los cambios estructurales tienes que hacerlos con siete u ocho meses de antelación».

¿Cómo computan los contratos por objetivos?

Como si fueran un fijo. Es decir, un futbolista que tiene un contrato de doscientos mil euros y un premio de otros doscientos mil en caso de permanencia o por goles anotados, computa por cuatrocientos mil. Sucede de igual manera que si en una compra se pacta una cantidad y otra superior en caso de objetivo cumplido: computa el total. Si al final no se logra el objetivo, se corrige automáticamente.

¿Y las cesiones con opción de compra obligatoria?

Para la Liga son una compra. Si la Liga no tiene el contrato final, al precio de la opción se le aplica un 25 % de la amortización. Y al otro club se le computa como venta. Este puede elegir. También se computan como compas aquellas cesiones con una opción muy asequible de conseguir.

¿Cómo se combaten las trampas?

Desde que se impuso el tope salarial, hace cinco años, la Liga ha ido incrementando los artículos de esa normativa, según ha ido detectando tretas de los clubes. Comenzó con 23 artículos y ahora ya tiene 110.

¿Se toleran pérdidas?

Como sucede con el fair play financiero de la UEFA, la Liga admite que los clubes en tres años pueden tener pérdidas de treinta millones euros, siempre que ponga el dinero el accionista. Entonces, tendría que hacer una ampliación de capital, respetando ese límite de treinta millones de pérdidas.

Además la Liga fija tres grupos de clubes por categoría en función de su salud económica. Tanto en Primera como en Segunda hay tres grupos, según sus ratios financieros. Los del 1 (clubes saludables) pueden utilizar el cien por cien de la ampliación de capital; los del 2, el 65 %; y los del 3, el 50 %. La diferencia entre Primera y Segunda es que los equipos de la máxima categoría deberán dividir ese dinero que pueden utilizar en cuatro temporadas (así se calcula por la duración media de los contratos), mientras que los de segunda lo parten en dos.

¿Por qué no se permite que los jugadores firmen contratos bajos?

Para evitar pagos en B. Un club puede pagar lo que pacte con el jugador, pero a efectos de tope salarial debe computar lo que la Liga calcule que es su caché, con unos baremos en los que se inluye la edad.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Así funciona el tope salarial: El Málaga, en riesgo de expulsión