Entrevista a José María García: «Todo el mundo sabía que Blanca se ganaba la vida a duras penas»

En una entrevista a La Voz, el periodista deportivo que criticó que nadie ayudó a la esquiadora pide una reflexión a la sociedad sobre este triste caso y carga contra el presidente de la federación de esquí: «Si no sabía la situación en la que estaba Blanca, que no tenía un euro, no puede ser presidente»


Duro, crítico y sin pelos en la lengua. José María García (Madrid, 1943) se presentó en la capilla ardiente de Blanca Fernández Ochoa a despedir a una amiga «a la que quería mucho». Se mostró muy crítico con el trato recibido por la exesquiadora una vez que se retiró, afirmando que acudió a la Federación a pedir trabajo y «nadie le ayudó».

-En la capilla ardiente dijo que la Federación le negó ayuda. Sin embargo, el presidente de la Federación Española de Deportes de Invierno, José María Peus, lo ha negado. ¿A quién se estaba refiriendo?

-Yo no voy a entrar ahora en ninguna polémica con el presidente de la Federación. El portavoz de la familia también dijo que hace unos meses ella había ido a la Federación a pedir ayuda y le habían dicho que no tenían nada. Si el presidente de la Federación no sabía la situación en la que estaba Blanca, que no tenía ni un euro, no puede ser presidente. Un tipo así no puede ser presidente, porque evidentemente está desinformado. Si lo sabía y no ha hecho nada, tampoco puede serlo. Es verdad que a él ni lo elijo yo ni lo elige Blanca, lo eligen unos votantes. Pero habrá que revisar un poco la forma de las votaciones de la Federación. El esquí, con la natación, es un deporte dejado de la mano de Dios. Hace muchos años, cuando íbamos a una olimpiada, decía: Éxito sin precedentes de la natación española, han venido 17 y han regresado 17, no se ha ahogado ninguno.

Todo el mundo en este ambiente sabía que en los últimos meses, Blanca se ganaba la vida a duras penas, vendiendo a la gente entrada en kilos chalecos de electroestimulación. Fíjate lo que tenía que hacer la pobre para sobrevivir y con dificultades. Yo no quiero entrar ahora en ninguna polémica con nadie. Solo quiero decir que, a ver si por lo menos esto nos vale para que a otros deportistas no les pase lo mismo. Es muy bonito ahora ponerle un polideportivo con su nombre, ponerle una calle, pero coño, que ella ha tenido una vida complicadísima… que lo hubiese disfrutado en vida.

-En sus declaraciones no solo dice que no le han prestado ayuda, sino que le han puesto trabas. ¿Cuáles fueron?

-¿Te parece mayor traba que en lugar de tranquilizarla, animarla, decirle adelante, pase lo que pase estamos contigo, ya has conseguido ser la primera, te parece poca traba que le digan: hay que conseguir como sea la medalla, haz lo que sea pero no te caigas? ¿Te parece poca traba anímica?.

-Y actualmente...

-Actualmente nadie se ha hecho cargo de ella. Estaba dejada de la mano de Dios. Estaba abandonada a su suerte. Ha sido una chica que ha tenido también mala suerte a nivel familiar. Dos matrimonios fallidos. El último dinero que tenía lo tuvo que invertir en unos juicios que tampoco le fueron favorables, por una disputa judicial con su exmarido. Vamos a ver, vamos a cambiar un poco todos, incluidos los periodistas, y aunque yo estoy jubilado hace 18 años, o retirado, porque un periodista como un cura, nunca se jubila… hay un hecho muy claro: no lo hemos hecho bien. Hoy, la mayoría de los jóvenes no sabían quien era Blanca Fernández Ochoa. En los últimos 20 años nadie se ha ocupado de Blanca. Tú has visto ahora la cantidad de primeras páginas, informativos, horas de televisión y demás que ha tenido. Tenemos que mirarnos todos un poco el ombligo para que esto no le vuelva a pasar a ninguna otra figura.

Los deportistas necesitan una ayuda especial, no se trata de darles un trabajo cualquiera. Ellos han dedicado su vida al deporte, diez o doce horas diarias. Cuando se retiran, como consecuencia de su edad o sus lesiones…. Blanca tenía todo tipo de lesiones. Tenía una artrosis en una rodilla que cuando salía a caminar, tenía que usar una rodillera de esas de los americanos súper grande. Estaba muy cascada.

El deporte de élite es tremendamente peligroso para quien lo practica y deja unas secuelas terribles. Ayudémosles, pero no cuando se mueran.

-Dijo que Blanca no era la única. ¿Qué otros deportistas podría decir que se encuentran en la misma situación?

-Pepe Legrá está en una residencia, dejado de la mano del mundo, salvo por unos amigos que se han ocupado de él, y ha sido campeón del mundo de boxeo. Se ha fotografiado con él hasta el del carrito de los helados, los famosos de la corbata, que son los dirigentes, son los que creen que ganan las medallas, y ellos están para servir, no para servirse. ¿No podía una señora como Blanca haber tenido una ocupación de acuerdo con su categoría deportiva que pudiese haber paliado un poco su mala suerte por su dedicación y por lo que le ha dado a España?.

-¿De qué manera considera que habría que actuar con ellos?

-¡Ellos ponen un negocio y se arruinan! Blanca tuvo con su familia varias tiendas de deporte de invierno y se fueron al traste y hubo que cerrarlas con la consiguiente pérdida económica. ¿Sabe lo que podría significar Blanca en los centros de alta montaña de España aconsejando, hablando, haciendo cursos, explicándoles qué era el deporte? Pero no pasa solo con ella. Esto es como los impuestos, es verdad que todos tenemos que pasar por Hacienda, pero cuando un ciudadano se jubila a los 65 o a los 70. La jubilación normal para un deportista, sea de élite o no, es a los 35 y en casos excepcionales a los 40. ¿Por qué no pueden llegar a una cotización irregular? Porque luego no perciben un euro, ¿de qué viven?. No están preparados para la vida real.

-Hay quien cree que las Federaciones no podrían sobrevivir si tuviesen que encargarse de los deportistas que dejan su carrera.

-¡Pero si no es que se encarguen de deportistas retirados!. Es que les cuesta muy poco trabajo ocuparse, porque para eso tienen los recursos que debe tener una Federación. Deberían encargarse muy especialmente de esos a los que le ha ido mal en la vida. No todos van a tener la mala suerte que ha tenido Blanca. ¿Están otros en la misma situación que lo que ha aportado ella por su calidad, su trabajo, y esfuerzo al deporte español? ¿Qué habría sido la vida de Blanca después de una medalla olímpica si fuera americana? Mi único propósito con todo esto es ver si pueden recapacitar un poco nuestros dirigentes, los corbatas o las tacones, de ayudar a los nuestros.

La familia se despide de Blanca Fernández Ochoa: «Están todos rotos»

La Voz

La capilla ardiente permanecerá abierta toda la jornada de este sábado hasta las 21 horas. La familia no ha recibido ningún resultado de la autopsia. Las cenizas de la deportista, que será incinerada esta noche, descansarán en Siete Picos.

La familia de Blanca Fernández Ochoa se encuentra al completo en el tanatorio de Cercedilla para despedir a la esquiadora, cuya capilla ardiente permanecerá abierta hasta las 21.00 horas. «Están todos rotos. Hemos tenido días muy largos y ahora estamos despidiéndonos de ella», ha indicado este sábado el portavoz familiar, Adrián Federighi.

La capilla ardiente de la esquiadora ha abierto ya sus puertas en el tanatorio de Cercedilla, adonde han acudido miembros de la familia y vecinos para dar el último adiós a una de las grandes pioneras del deporte femenino español. Antes de las nueve horas ya se encontraban a las puertas del tanatorio los dos hijos de Fernández Ochoa, Olivia y David Fresneda, así como su hermana Lola Fernández Ochoa.

Seguir leyendo

Tags
Comentarios

Entrevista a José María García: «Todo el mundo sabía que Blanca se ganaba la vida a duras penas»