¿Puede España ser otra vez campeona del Mundo de baloncesto?

DEPORTES

Juan Carlos Hidalgo

El instinto de supervivencia y la capacidad competitiva son argumentos que animan al colectivo de Scariolo en la lucha por las medallas, que comienza este viernes ante Australia

13 sep 2019 . Actualizado a las 08:47 h.

Sin Juan Carlos Navarro, ya retirado, y sin Pau Gasol, lesionado, España compareció en China sin los líderes del siglo de oro y con bajas de peso, por decisión propia, como las de Ibaka y Mirotic y la de Sergio Rodríguez. Son dos décadas que arrancaron con la histórica victoria en el Mundial Júnior de Lisboa ante Estados Unidos, en 1999. Son cuatro lustros de grandes individualidades, pero por encima han estado siempre el oficio y el equipo. Y así es como ha llegado el colectivo de Scariolo a la lucha por las medallas y a garantizar la presencia en los Juegos Olímpicos de Tokio, previsiblemente la última estación para algunos de los pasajeros de ese tren dorado que arrancó en la capital lusa veinte años atrás. España (Cuatro, 10.00 del viernes) luchará ante Australia por una plaza en la final. Es una reedición del partido que decidió el bronce en los Juegos de Río. Y de nuevo los pronósticos se presentan muy igualados. España tiene sus bazas y tratará de hacerlas valer. ¿Puede ser campeona del Mundo?

Larga distancia: irregularidad en el tiro de tres

Cada vez los equipos dependen más del lanzamiento desde detrás del arco de 6,75 metros. Un 30 % de acierto en triples equivale a un 45 % en dobles. España carece de un consumado especialista, pero sus doce integrantes pueden amenazar desde lejos. Ante Túnez arrolló en la segunda parte. Acabó con 17/33. En la siguiente cita, frente a Puerto Rico, firmó un pobre 4/30 y sufrió. En los otros cuatro partidos solo estuvo por encima del 30 % en cuartos de final, contra Polonia, con 11 triples sobre 28 ensayos. Llull y Pau Ribas, llamados a ser los principales artilleros en las canastas de tres, no están finos. Rudy Fernández, Ricky Rubio y Juancho Hernangómez están tirando por encima del 40 %. La batalla del triples será determinante.

Marc Gasol y Willy: dos cincos de distinto corte

España tiene dos cincos con armazón de dragaminas, pero con diferentes estilos de navegación. Marc Gasol es un pívot con alma de base. Desde el poste alto distribuye y genera. No está firmando su mejor campeonato. Pero impone. Y piensa. Willy es más efervescente, más de saltos y caídas incluso dentro de un mismo partido. Hasta la fecha, España ha ganado la batalla del rebote en todos los partidos excepto el de Puerto Rico (uno menos) y el de Irán (treinta capturas de cada equipo). Ricky Rubio, Claver, Oriola y Juancho Hernangómez están ayudando mucho en este capítulo.