España sestea ante Noruega y tendrá que esperar para sellar su clasificación

Sufrió demasiado ante Noruega y todavía no cerró su clasificación matemática para la Eurocopa


España tendrá que esperar. Aparentemente, Noruega saltaba al césped del Ullevaal con un pie fuera de la próxima Eurocopa y España lo hacía con la convicción de que se acostaría con el billete en el bolsillo. Solo había que dejar fluir el juego. Esto nunca sucedió.

Sesteó la selección española antes de tiempo ante el combinado nórdico, que se mostró hiperactivo desde el inicio (aunque la primera oportunidad fue para Oyarzabal) y llegó al descanso inyectando dudas en el equipo entrenado por Robert Moreno. Noruega no ganaba, pero tampoco dejaba ganar.

Esta desasosegante sensación planeó durante toda la primera secuencia de un duelo al que el seleccionador español se presentó con un once que era toda una declaración de intenciones: cada jugador pertenecía a un equipo diferente. Adiós a la hegemonía de los grandes. Además, parece que el equipo toma forma y el grueso de la alineación se va haciendo habitual. El central derecho sigue siendo una cuenta pendiente.

Oyarzabal, efectivamente, gozó de la primera oportunidad. Respondió King con un forcejeo con Ramos en el área, por el que reclamó penalti. A partir de entonces, los anfitriones encontraron la aguja de marear: dos líneas de cuatro para minimizar espacios, presión adelantadísima e intensa, con el comodín Odegaard a la batuta creativa y de refuerzo del mediocampo en la destrucción. Percutía constantemente desde la derecha y, con un contragolpe de vez en cuando, mantenía a raya a una España no conseguía filtrar pases con claridad (ante la desesperación de Moreno, que le pedía a Rodrigo y a Ceballos que se colasen entre líneas. Ni caso).

A pesar de todo, cada llegada española (como la del minuto 16 tras una buena combinación entre Ceballos, Fabián y Navas; o la del 39, otra vez con Fabián intentando desde larga distancia) transmitía más aroma a gol que las brazadas de ahogado nórdicas (aunque el remate de King en el 21 a centro de rabona de Abdellaoui y el rebumbio del 43 en el área chica fueron de los de contener la respiración).

Antes del receso, Noruega firmó un par de rápidas transiciones, como queriendo ganar a los puntos ese tramo del duelo. Nadie se fue cómodo al vestuario. Noruega seguía fuera de la Eurocopa. España era todo desazón, aunque no transmitía intranquilidad.

Se reanudó el partido con otro cariz. España salió a morder y, en un minuto, alardeó de verticalidad, aprovechó una segunda jugada como antes nunca lo había pretendido y Saúl batió a Jarstein desde media distancia.

Bajó los brazos Noruega cuando le tocó remar a contracorriente, lo que permitió a España recuperar su porcentaje de posesión habitual e instalarse en campo rival, aunque con escaso peligro. Se enfrió el ambiente. Literalmente. Las victorias de Suecia y Rumanía aplazaban en ese momento la clasificación española, al menos, hasta el martes, cuando la selección visitase Solna (20.45 horas, La 1).

Lars Lagerbäck lo intentó añadiendo músculo y centímetros con Sorloth y respondió Moreno con Cazorla, dado que Noruega ya no parecía estar ni para colgar balones al área. La segunda parte continuó por derroteros inescrutables para el fútbol moderno de élite: los minutos de la basura empezaron en el 47. Sin ritmo ni precisión, ambos equipos se dejaron llevar hasta evaporarse, a excepción de los balones al palo de Fabián.

Solo King discrepó y lanzó dos bofetadas al partido, retratando a Albiol y a Ramos (que recibió una amarilla por intentar detenerle dándole al balón con la mano y no jugará en Suecia por acumulación de amonestaciones). Algún noruego le siguió la corriente y España acabó achicando balones de mala manera. Tanto que, en el último, Kepa arrolló a King en un despeje. Penalti. Empate. Procrastinación. La Eurocopa, ¿para cuándo?

Ficha técnica

Noruega-España (1-1)

Noruega: Jarstein, Elabdellaoui, Nordtveit (Hovland, min. 30), Ajer, Aleesami, Johansen (Sorloth, min. 63), Berge, Henriksen (Johnsen, min. 83), Selnaes, Odegaard y Joshua King.

España: Kepa, Navas, Albiol, Ramos, Bernat (Iñigo Martínez, min. 88), Busquets, Fabián Ruiz, Saúl Ñíguez, Ceballos (Cazorla, min. 64), Rodrigo Moreno y Oyarzabal (Rodrigo Hernández, min. 78).

Arbitro: Michael Oliver (Ing): Mostró amarilla a Rodrigo Moreno, Joshua King, Busquets, Ramos, que se pierde el próxinmo partido, Fabián y Kepa.

Goles: 0-1, min. 47: Saúl Ñíguez. 1-1, min. 90: Joshua King.

Incidencias: Unos 24.000 espectadores, de ellos medio millar de españoles, en el estadio Ullevaal de Oslo. Partido del grupo F de clasificación para la Eurocopa 2020. 7º de temperatura al inicio y césped en buen estado.

Comentarios

España sestea ante Noruega y tendrá que esperar para sellar su clasificación