Fernando Alonso, parado en mitad del desierto en la segunda etapa del Dakar

La organización de la carrera no ha indicado la naturaleza de la avería, pero el asturiano pudo sufrir un impacto contra una roca. El desperfecto requiere la intervención del camión de asistencia

Fernando Alonso, en la primera etapa del Rally Ula Neom
Fernando Alonso, en la primera etapa del Rally Ula Neom

Redacción

El piloto español Fernando Alonso (Toyota) sufrió el lunes 6 de enero un percance durante la segunda etapa del Dakar que lo mantiene parado a la altura del kilómetro 160 del tramo cronometrado del día. Aunque la organización de la carrera no ha indicado la naturaleza de la avería padecida por Alonso, el asturiano pudo sufrir un impacto contra una roca y para reparar el desperfecto requiere la intervención del camión de asistencia, que tardará tiempo en llegar.

Debido a este percance, el piloto de Fórmula 1 puede acabar el segundo día de competición a muchas horas de distancia de la cabeza de la carrera, después de que el domingo firmase un notable debut donde terminó en la undécima posición, a unos 15 minutos del mejor tiempo. El ovetense sufrió este problema cuando estaba firmando unos parciales de etapa soberbios, con tiempos similares a los de pilotos más experimentados que acostumbran a liderar el rally.

Al superar el segundo punto de paso de la etapa, ubicado en el kilómetro 104, Alonso era cuarto del día, solo 3 minutos y medio por detrás del mejor tiempo marcado por el emiratí Khalid Al Qassimi. En el siguiente, situado en el kilómetro 159, el doble campeón de Fórmula 1 se había dejado otros tres minutos antes de que se viese obligado a detenerse en mitad de la ruta. La segunda etapa del Dakar consta de 393 kilómetros, de los que 367 son cronometrados entre las ciudades costeras de Al Wajh y Neom, con una ruta de caminos pedregosos, cañones de roca y valles que hacen de esta una ruta de navegación complicada, según informa Efe.

La novedad de esta jornada es que, solo media hora antes de la salida, la organización entregó a los participantes el «roadbook» (hoja de ruta), un rollo de papel con todas las indicaciones del recorrido del día para poder llegar a los puntos de paso obligatorios de la ruta. Esto hizo que los pilotos y copilotos fuesen casi a ciegas a la etapa, ya que están acostumbrados a recibir este documento la noche anterior. Fernando Alonso es el primer campeón de la Fórmula 1 que corre el rally Dakar, que, en su cuadragésima edición, del 5 al 17 de enero, se disputa por vez primera en Arabia Saudí, con 12 etapas y un recorrido de 7.800 kilómetros, de los que 5.000 son cronometrados.

Alonso comienza con un undécimo puesto y dos pinchazos

David Sánchez de Castro

El desconocido Vaidotas Zala, primer ganador en coches en una jornada en la que Carlos Sainz acabó tercero a menos de tres minutos

Primera jornada del Dakar 2020, primera sorpresa: el lituano Vaidotas Zala, con el que nadie (posiblemente ni él mismo) contaba, es el líder tras la jornada de apertura entre Yedah y Al Wajh. El campeón de rallies de su país, a los 32 años, inauguró su palmarés dakariano en su quinta participación, al ser no sólo el más rápido en una jornada plagada de dunas, sino también uno de los pocos que no tuvo incidentes serios. Y es que el desierto de Arabia ya mostró desde los primeros kilómetros que no habrá margen al fallo. La primera etapa llegó a tener hasta cuatro líderes distintos y no se resolvió definitivamente hasta los últimos kilómetros de la especial. Primero fue Nasser Al-Attiyah quien tomó las riendas. El catarí, vigente defensor del título en la categoría de coches, mostró un ritmo imparable hasta que rondó el sexto punto de control, superados los 200 kilómetros de la especial, cuando pinchó. Hasta tres veces tuvo que detener su Toyota para reparar, algo que aprovechó Stepháne Peterhansel para arrebatarle el liderato. momentáneamente.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Fernando Alonso, parado en mitad del desierto en la segunda etapa del Dakar