Toby Price, el australiano que se encontró el cuerpo de Gonçalves en el Dakar: «Fueron los ocho minutos más largos de mi vida»

El piloto rememora cómo vivió la tragedia: «Estaba en el suelo, intentamos hacer todo lo que pudimos, pero no hubo respuesta, no hubo respuesta»

Toby Price, en el margen superior derecho y Svitko, sobre la moto, tras la llegada de las asistencias
Toby Price, en el margen superior derecho y Svitko, sobre la moto, tras la llegada de las asistencias

Toby Price (Nueva Gales del Sur, 1988) fue el primero en darse de bruces con la tragedia. Durante la séptima etapa del Dakar, se encontró con el cuerpo tendido, junto a su moto, del portugués Paulo Gonçalves. Apenas unas horas después, el australiano relató ante los medios desplazados a Wadi-Al-Dawasir cómo vivió el momento que conmocionó al Dakar. «Estaba en una gran pista rápida a todo gas. La lámpara del GPS se me apagó y vi una moto tendida en la distancia, y nunca es bueno porque era una zona de alta velocidad. Al llegar me encontré a Paulo en el suelo. Primero no sabía muy bien quién iba y luego rápidamente me di cuenta de que era él. Inmediatamente vi que era algo bastante serio e intentamos que respondiese y llamamos a los helicópteros e informamos al control de carrera cuanto antes», describió.

Instantes después, se sumó Svitko. Juntos intentaron reanimar al portugués. «Continuamos llamando por ayuda y respondieron que el helicóptero estaba en camino. Intentamos hacer todo lo que pudimos, pero no hubo respuesta, lamentablemente no hubo respuesta». El helicóptero tardó unos ocho minutos en hacer acto de presencia. «Fueron los 8 minutos más largos de mi vida. Sentí que fueron como una hora. Los médicos respondieron bastante rápido, viendo cómo estaba él y trataron de consolarme a mí y a Svitko, que llegó dos minutos después que yo. Fue un duro día para el mundo del motociclismo perder un gran amigo y un gran compañero», prosiguió el australiano.

Price admite que seguía conmocionado en la jornada de duelo. «Todo el mundo necesita reflexionar. Creo que es una forma de respetar a su familia y amigo. Por eso paramos la categoría de moto hoy. Es un día muy duro de pasar. Conocemos los peligros de este deporte, y cuando un día duro de estos llega, tenemos que estar preparados. Es muy difícil. Tienes todas estas ideas y cosas que podías haber hecho diferente, o mejor, pero seguro que en los últimos 260 kilómetros de la etapa de ayer fue muy difícil concentrarse en lo que había por delante», prosiguió su relato.

«Él se paró cuando yo me rompí la pierna en el 2017»

El piloto recuerda la etapa de la tragedia como especialmente rápida. «La media de velocidad creo que fue de 120 kilómetros por hora. Cuando llegamos a esas velocidades, es difícil quitar los ojos de la pista y mirar el “roadbook” y comprobar que estás en la dirección correcta. Pero no es culpa de nadie. Desgraciadamente a veces te llega tu momento y lamentablemente ayer fue el momento de Paulo. Estoy feliz de haber estado ahí tanto tiempo como pude. Me acuerdo que él se paró cuando yo me rompí la pierna en el Dakar del 2017. Era lo mínimo que podía hacer por él. Ayudamos a meterlo en el helicóptero y me tomé entre 15 o 20 minutos para recuperarme y volver a subirme a la moto. Portugal perdió a un buen guerrero, eso es seguro», añadió emocionado.

Price restó importancia al tiempo que se tomó para asistir a su compañero. «Lo hubiese hecho en cualquier otro momento. El Dakar es una carrera importante, pero es solo una carrera. Todos somos personas, y tenemos que cuidarnos unos a otros. Sabemos el riesgo que nos rodea. Solo queda esperar y rezar que no haya muchos días como estos, pero desafortunadamente a veces en este deporte tocan estos días. Ojalá que no volviese a ocurrir nunca más en el futuro cercano. Vamos siempre al límite, y te enseñan que el peor escenario puede llegar del bache más pequeño. A veces caes y otras la moto te impacto a ti. Definitivamente es ir a todo gas», relató. 

 

«Los psicólogos nos aconsejan que nos quedemos»

Price recibió ayuda psicológica tras lo sucedido. «Tenemos médicos y todo lo necesario aquí con el equipo de KTM. Vinieron a hablar, a darnos consejos correctos para recordarnos que habíamos pasado una experiencia muy mala pero que nos centremos en cosas positivas como los buenos momentos que compartimos con Paulo y en las anécdotas con él. Sobre todo que nos quedemos».

Minuto de silencio en memoria de Gonçalves
Minuto de silencio en memoria de Gonçalves DPPI AFP7

Preguntado por la posibilidad de abandonar las motos y pasarse a los coches, tras el desgraciado incidente de ayer, Price descartó esa posibilidad. «Soy un piloto de motos y tengo más cosas en la cabeza que conseguir ganar sobre las dos ruedas. Está claro que un día tan duro puede hacer plantearte dejar las motos antes de lo previsto para estar en una situación más segura, pero pienso que todavía puedo conseguir cosas en una moto. Nada en la vida está garantizado, así que solo queda vivirla y disfrutarla lo máximo que se pueda», señaló.

Adiós a Speedy: Así fue el accidente que le costó la vida a Paulo Gonçalves en el Dakar

Pablo Gómez Cundíns

El portugués, de 41 años, que fue compañero del español Joan Barreda, podía presumir haber vivido el Dakar auténtico en África, más los sucedáneos sudamericanos y, hasta hoy, el árabe

Ocho minutos tardó el helicóptero en evacuar a Paulo Gonçalves. Pero ya era tarde. Casi cuatro años llevaba el Dakar sin lamentar una muerte en competición. Nunca es demasiado tiempo. El impacto anímico que supuso el fallecimiento del histórico piloto de motos fue demoledor, especialmente entre dos españoles: Joan Barreda (su excompañero de equipo) y Marc Coma (rival que le ganó en el 2015 y ahora copiloto de Fernando Alonso, que también mostró sus condolencias).

Ninguno de ellos se explicaba qué pudo haber pasado en pleno desierto cuando, entre duna y duna, en el kilómetro 276 de la séptima etapa, Paulo Speedy Gonçalves perdió el control de su Hero y salió despedido. Murió en el acto. El también piloto de motos Kevin Benavides fue el primero en encontrárselo. Intentó reanimarlo. Al momento llegó Toby Price. Y el helicóptero de evacuación, ocho minutos después de la caída. Nadie pudo salvarle la vida.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Toby Price, el australiano que se encontró el cuerpo de Gonçalves en el Dakar: «Fueron los ocho minutos más largos de mi vida»