La queja del entrenador de Mireia Belmonte: «Llevamos 9 semanas sin agua; en eso vamos a ser campeones»

la voz

DEPORTES

PATRICK B. KRAEMER | EFE

Fred Vergnoux hizo una comparación entre Messi y Belmonte en la que reconoció que no entendía tanta diferencia de trato entre los deportistas

13 may 2020 . Actualizado a las 21:14 h.

El responsable del equipo español de natación, Fred Vergnoux, expresó su deseo de que los deportistas puedan volver pronto a entrenar en la piscina, «después de nueve semanas sin agua». Durante su intervención en el Santander Talks 123aCorrer, el técnico francés consideró que este «reset obligatorio» está permitiendo a sus nadadores mejorar en aspectos como la flexibilidad, si bien reparó en la necesidad de regresar al agua cuanto antes puesto que cada semana supone la pérdida de un ocho por ciento de la fuerza específica. «Esta es ya la novena semana sin piscina. Nunca un nadador ha estado tanto tiempo fuera de su ámbito. Normalmente, un nadador pasa entre 4 y 6 horas al día en el agua. Estos días han sido tremendamente frustrantes», reconoció.

Aunque valoró como «una suerte tener más tiempo para preparar los Juegos Olímpicos», Fred Vergnoux insistió en pedir el regreso de los nadadores a los Centro de Alto Rendimiento de Madrid, Sant Cugat o Sierra Nevada. En ese sentido, apuntó que el protocolo de la Real Federación Española de Natación (RFEN) contempla una distancia de seguridad de «cinco metros» entre los nadadores, más de lo que pide el gobierno a la ciudadanía durante la desescalada.

Entrando en la comparación con otros lugares, Vergnoux indicó que «hay países en los que los nadadores no han parado». «En Suecia o Dinamarca han empezado a nadar hace un par de días, pero en Alemania no han dejado de entrenar. En Italia están nadando. En Australia han podido nadar en el mar y en la piscina. Nosotros llevamos nueve semanas sin agua; en eso vamos a ser campeones», subrayó. El máximo responsable del equipo español de natación explicó asimismo que estas nueve semanas de confinamiento representan 800 kilómetros menos de natación. A falta de agua, han estado trabajando en otros aspectos para no perder tono muscular ni condición física. «No hemos perdido el tiempo, al contrario», apostilló. «Estamos intentando que ganen en algunos aspectos, como la flexibilidad, el core o la fuerza. Los deportistas van a volver siendo mejores en estos ámbitos concretos, pero con 800 kilómetros de natación menos», aseguró.