La élite del piragüismo nacional retoma sus entrenamientos en Trasona

El entrenador del k4 subcampeón del mundo, Miguel García,considera que es tiempo de «armar el castillo desde la base, con tranquilidad»

 Los vigentes subcampeones mundiales Marcus Cooper Walz, Rodrigo Germade, Saúl Craviotto y Carlos Arévalo -de izquierda a derecha- durante una de las sesiones en el campo de regatas de Trasona
Los vigentes subcampeones mundiales Marcus Cooper Walz, Rodrigo Germade, Saúl Craviotto y Carlos Arévalo -de izquierda a derecha- durante una de las sesiones en el campo de regatas de Trasona

Oviedo

Los piragüistas Saúl Craviotto, Carlos Arévalo, Marcos Cooper Walz y Rodrigo Germade, integrantes del K4 subcampeón mundial, ya se entrenan de nuevo en el campo de regatas de Trasona con el objetivo de recuperarse física y mentalmente tras un confinamiento que sorprendió a los españoles mientras se preparaban para Tokio 2020.

El entrenador de la embarcación española, Miguel García, explicó en esta vuelta al trabajo que los cuatro palistas salen de una etapa «incómoda, dura y de incertidumbre» en sus domicilios y avanzó que ahora es tiempo de «armar el castillo desde la base, con tranquilidad». El propio García destacó que el confinamiento hizo que sus pupilos pasasen de estar a una semana de jugarse la plaza de Tokio 2020 a verse obligados a abandonar la concentración y «ver desde sus casas cómo los Juegos Olímpicos se posponían». «Falta tiempo para recuperar el nivel, se ha perdido mucho tono y masa muscular dadas las circunstancias y esa falta de potencial se nota al salir del agua», ilustró el técnico asturiano, que admite «salir tocados» deportivamente de la pandemia aunque «motivados para crecer en el futuro». 

Craviotto, que sobrellevó al incertidumbre del confinamiento pasando tiempo con sus hijas, destacó la importancia de volver a entrenar otra vez juntos, aunque ve «un poco negro» que pueda llegar a disputarse el Mundial previsto para este mes de septiembre, objetivo por el que están a la espera. El gallego Carlos Arévalo insistió en que ellos «entrenan día a día por si llega finalmente esa competición» y su paisano, Rodrigo Germade apuntó que, aunque «esté en el aire», no pierden la esperanza de que a final de verano puedan volver a tener como objetivo competir sobre el K4.

El último en llegar a Asturias, Marcus Cooper, se mostró confiado respecto a la mejoría que pueden llegar a experimentar «a base de entrenamiento colectivo» ahora que están todos junto en Trasona y señaló que, sin saber cómo será el calendario, su objetivo pasa «por volver a coger la forma», informa EFE.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La élite del piragüismo nacional retoma sus entrenamientos en Trasona