Joan Mir, nuevo campeón del Mundo de motoGP

Le bastó el séptimo puesto en Valencia para ser el cuarto campeón español de la historia de la categoría reina


No fue la carrera que había dicho tener en su mente, aunque sí esa que se esperaba de un piloto que ha hecho de la templanza y la madurez su seña de identidad, pese a su inexperiencia en el Mundial y en motoGP, pese a los vaivenes del 2020. Después de la gesta de ayer, se convirtió en el cuarto español en lograr un título Mundial de la máxima categoría.

Joan Mir, muy retrasado en la parrilla, sabía de antemano que iba a tener control visual de sus dos principales rivales por el título, uno un puesto por delante, Fabio Quartararo; el otro dos por detrás, Alex Rins. Porque los otros dos no le preocupaban tanto, Franco Morbidelli por la distancia en la general, y Maverick Viñales porque ha mostrado señales de agotamiento mental en forma de competitividad en las últimas semanas. Un estado en el que también se podía incluir a Quartararo, no solo desdibujado en estos últimos fines de semana, sino casi desquiciado por momentos. Y el francés ratificó esta impresión, hasta que se fue al suelo.

Descartado Quartararo, Mir solo tenía que prestar atención a Rins, que esta vez tampoco mostró ese extra que en otras ocasiones le ha permitido ir remontando. El paso de los primeros era superior, y el barcelonés tuvo que conformarse finalmente con la cuarta plaza, también tras la caída de Takaaki Nakagami. Espargaró había vuelto a colocarse, como una semana antes, en la tercera plaza, esta vez con Morbidelli y Miller por delante, los dos primeros de la parrilla. Se pasaron y repasaron en varias ocasiones, aunque fue el pupilo de Rossi el que se llevó el gato al agua por 93 milésimas. Con su tercer triunfo del año, es el que más victorias ha conseguido junto a Quartararo en el 2020, y un resultado que le permite escalar hasta el segundo puesto de la general y desnudar así las carencias de Yamaha, que le tiene como su mejor piloto usando la moto del 2019 para desesperación de los tres que llevan la última versión de la M1 (Viñales cruzó la meta décimo a 19 segundos del ganador y Rossi duodécimo a siete décimas de su compañero de equipo).

Tras los dos primeros de nuevo Espargaró, que suma así su quinto podio en el presente curso para convertirse en el segundo piloto que más cajones ha acumulado hasta el momento, solo por detrás del campeón del mundo.

Pero ¿dónde estaba? Mir aseguraba su título desde atrás. Y es que el de Palma había conseguido ganar algunas plazas en el inicio, ascendiendo de la duodécima a la décima posición y posteriormente a la novena después de la caída del francés Johann Zarco (Ducati). La retirada de Quartararo y la posición retrasada de Àlex Rins (Ducati), sus dos principales rivales por el campeonato, le aupaban momentáneamente como campeón del mundo. La caída del japonés Takaaki Nakagami (Honda), en plena lucha por arrebatar la tercera plaza a Pol Espargaró, permitió al balear ascender otra posición, y aunque la tensión se mantuvo hasta el final pudo sellar su victoria en la general.

Un logro que casi nadie podía haber imaginado a principio de año, ni siquiera cuando Marc Márquez quedó en fuera de juego tras ese accidente que se ha convertido en martirio. Ese día, Mir también se fue al suelo, tras un error en la segunda vuelta, así que el relevo del campeón debía de quedar en manos de pilotos como Quartararo, Viñales o Dovizioso. Pero Joan Mir se encargó de moldear la historia a su favor.

Su triunfo final sembró, además, la alegría en Suzuki, que consigue su primer campeón de la categoría reina desde el 2000, cuando lo logró por última vez Kenny Roberts Jr.

«Volver a casa intentando no contagiarme ha sido una presión»

El campeón el mundo describió con rotundidad la complejidad de su logro: «Ha sido un año muy difícil, porque no celebrar con mi familia o con la gente que se come los malos momentos pero también los buenos, mi primer podio, mi primera victoria, ha sido muy duro. Y también volver a casa intentando no contagiarte para no perderte ninguna carrera era una presión que hemos sabido llevar».

También contestó a las críticas argumentando que «seguramente no haya sido el más rápido en todas las carreras, pero sí el más constante en el podio y eso ha hecho que lograse esto». «Para mí, hemos acabado esta temporada, ya que a Portimao voy a ir a divertirme», avanzó. «Y ya pienso en el próximo año. Es un no parar», dijo.

Lorenzo, en la rueda de prensa

Jorge Lorenzo, tricampeón mundial de motoGP, irrumpió en la rueda de prensa de Mir para felicitarle. «Me siento muy feliz por ti. Creo que te lo mereces y las personas que dicen que solo has conseguido una victoria no estoy de acuerdo con ellas porque verdaderamente has demostrado ser el piloto más fuerte en la pista, con mayor consistencia a lo largo de la temporada, y creo que es un gran logro para España y estoy muy feliz por tu título mundial». Mir le contestó: ««Siempre has sido un referente para mí, es algo que siempre he tenido en mente y en lo que me he fijado».

Undécimo título para España junto a los de Crivillé, Lorenzo y Marc Márquez

Joan Mir entra en la historia como el cuarto piloto español que logra un campeonato del mundo de la máxima categoría del motociclismo. El suyo es el undécimo título para España, que no había conseguido ninguno hasta que en el año 1999 Álex Crivillé se hizo con el entonces Mundial de 500 c.c. Jorge Lorenzo le siguió con los de los años 2010, 2012 y 2015; y Marc Márquez con los de 2013, 2014, 2016, 2017, 2018 y 2019.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Joan Mir, nuevo campeón del Mundo de motoGP