El Madrid tira media hora y Courtois le remata

Amador Gómez

DEPORTES

Chema Moya

El campeón, sin carácter ni pegada, firmó otro fiasco ante un Alavés que perdonó lo que pudo haber sido una goleada de escándalo a la contra.

29 nov 2020 . Actualizado a las 09:58 h.

El Real Madrid tiró la primera media hora ante el Alavés y Thibaut Courtois terminó de rematarle al comienzo de la segunda mitad al regalarle el segundo gol a Joselu y certificar la tercera derrota del vigente campeón en diez partidos de Liga. El gravísimo error del portero belga, que entregó el balón con el pie a Joselu, sentenció a un Madrid que sigue dando muy malas señales esta temporada. Por si no tenía ya bastante el Real Madrid con su falta de gol, aparte de su pobre juego, frente al Alavés, aunque salvase algún tanto más, también le falló su guardameta, que frente al conjunto vitoriano fracasó con un disparo al centro aprovechado por uno de los exjugadores del equipo blanco. Era solo el inicio de la segunda parte, con muchísimo tiempo por delante para luchar al menos por el empate, pero ya fue la sentencia para este Real Madrid que, sin la casta que representa y contagia Sergio Ramos, y sin pegada, pese al gol inútil de Casemiro casi al final en una acción aislada y un último remate de Isco al larguero en el minuto 95, no mostró síntomas de carácter ni recuperación, y mucho menos de fútbol, para intentar evitar otro fiasco en este campeonato.

El Alavés dio el golpe en Valdebebas como antes hicieron el Cádiz y, también el Shakhtar en la Champions, en una nueva demostración de apatía y ausencia de frescura de los blancos. Fueron los madridistas superados por un Alavés muy correoso y trabajado que perdonó lo que pudo haber sido una goleada de escándalo a la contra. Porque cada vez que llegó el equipo de Machín a las inmediaciones del área local era medio tanto. Desaprovechó sin embargo más goles el conjunto vitoriano, sobre todo Lucas Pérez, que chocó contra Courtois y no tuvo capacidad para definir en ocasiones envidiables. Con tantísimas facilidades como dio el Real Madrid y las muchas oportunidades de las que dispuso el Alavés, el marcador pudo ser bastante más amplio a favor de los visitantes y no hubiese extrañado a nadie. Sin embargo, las ocasiones del Madrid en la primera mitad se redujeron a un disparo de Hazard tras una gran jugada del belga, que se lesionó de nuevo, y un par de ellas consecutivas de Kroos al final de ese período tan pobre del equipo de Zinedine Zidane, salvadas ambas por Pacheco.

Tan malacostumbrado está el Real Madrid a salir a Valdebebas a sestear y dejarse llevar ante rivales en teoría inferiores que a los cinco minutos ya estaba obligado a remar contracorriente. Volvió a salir dormido el Madrid y la mano de Nacho tras un córner regalado por Marcelo lo convirtió desde el punto fatídico Lucas Pérez, que en una primera parte de clarísimo dominio del Alavés, que ya pudo aumentar entonces la ventaja visitante ante un conjunto blanco que solo despertó a la media hora. Volvió a saltar el Madrid apático y sin alma y solo dio un paso adelante cuando se tuvo que retirar Hazard, que formó el tridente de ataque junto al desaparecido Asensio y a Mariano, que las remata todas, aunque sin suerte. Hazard estaba siendo el mejor hasta que unas molestias musculares le obligaron a abandonar un partido en el que Zinedine Zidane insistió en el 4-3-3 y tampoco tuvo capacidad de reacción desde el banquillo. El cambio del belga fue obligado y los que salieron en el segundo tiempo tampoco aportaron nada.