Los Hispanos se agarran a la tradición para dar el salto a semifinales

La selección de Jordi Ribera se enfrenta a Noruega, plata en los dos últimos mundiales, pero que no ha ganado a España en los últimos 24 años con un balance de 16 derrotas y un empate


colpisa

Se acabaron los fuegos de artificio, las pruebas e incluso los ejercicios de equilibrismo a los que se someten los técnicos para repartir esfuerzos y dosificar descansos. El momento más esperado de cualquier torneo de selecciones que se precie son los cruces, y el de cuartos sitúa a España en la mejor disposición posible. En línea ascendente y el mejor estado de ánimo después de doblegar a Alemania y Hungría, aparentemente fresca de piernas tras dar un respiro a sus hombres más castigados en los dos últimos partidos, y con un rival enfrente al que le tiene tomada la medida. Al menos así lo traslada la estadística. España se mide esta noche en El Cairo en los cuartos de final a Noruega (20:30 horas, Teledeporte), una selección a la que ha derrotado en dieciséis de los diecisiete últimos partidos y con la que no pierde desde hace 24 años.

Concretamente el bagaje desde 1997 arroja dieciséis victorias y un empate ante un combinado que, sin embargo, ha sido capaz de colgarse dos medallas de plata en los últimos Mundiales. Perdió la final en 2017 ante Francia (26-33) y volvió a hincar la rodilla en 2019, esta vez ante Dinamarca (22-31). En ese periplo, los noruegos han experimentado un cambio de ciclo brillante en el que se han apoyado en la irrupción del que para muchos es el mejor jugador del mundo, Sander Sagosen, y en baluartes tan sólidos y fiables como el lateral Reinkind, el portero Bergerud o el pivote Myrhol. En este último caso, la operación a la que se sometió en el hombro derecho en septiembre le ha pasado factura y no ha recuperado su mejor versión.

Un equipo que reúne buenos complementos en todas sus líneas pero que depende especialmente de la aportación de Sagosen en primera línea. Con una tarjeta de 50 goles en seis partidos, el jugador del Kiel es decisivo en partidos igualados como sucedió en la final de la Champions ante el FC Barcelona y como se ha podido comprobar en Egipto en las victorias ante Portugal (29-28) e Islandia (35-33). El propio Sagosen solo ha perdido en dos ocasiones frente a España.

Un solo partido ha perdido en este Mundial, precisamente en su debut ante Francia (24-28), y desde entonces ha ganado a Suiza (31-25), Austria (38-29) y Argelia (36-23), además de las mencionadas Portugal e Islandia. Buenos números que, sin embargo, no han impedido que dependiera de la victoria de Francia ante Portugal para colarse en los cuartos de final. «Hemos ganado experiencia en campeonatos que nos han hecho mejores. Y luego hemos tenido algunos partidos contra España en los que hemos estado cerca», asegura el seleccionador noruego, Christian Berge.

Jordi Ribera, por su parte, terminó satisfecho en el partido ante Hungría. «Hemos podido hacer todo tipo de rotaciones y combinaciones, algo que creo que nos puede venir bien para el futuro», apuntó antes de pensar en el España-Noruega. Las dos últimas referencias datan de 2019, con victorias ajustadas de los Hispanos por un solo gol.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Los Hispanos se agarran a la tradición para dar el salto a semifinales