Seis palistas top mundiales para cuatro plazas: el gran dilema del piragüismo español para Tokio

La Federación Española de Piragüismo ha decidido este martes que definitivamente la tripulación del K4 500 que competirá en los Juegos Olímpicos quedará decidida esta semana

Saúl Craviotto, Marcus Cooper, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade en la prueba contrarreloj
Saúl Craviotto, Marcus Cooper, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade en la prueba contrarreloj

Redacción

El proceso de selección de la tripulación del K4 500 español que buscará la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio sufrirá un reajuste, después de que este martes no se disputase la prueba contrarreloj que tenían previsto palear Saúl Craviotto, Marcus Cooper Walz, Carlos Arévalo y Cristian Toro en el campo de regatas de Trasona, en Corvera. Horas después de este anuncio, la Federación Española de Piragüismo ha decidido este martes que definitivamente la tripulación del K4 500 que competirá en los Juegos quedará decidida esta semana.

Las tres combinaciones, integradas por los seis palistas que buscan plaza en el K4 español, son: Saúl Craviotto, Marcus Cooper Walz, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade; Craviotto, Cooper Walz, Arévalo y Cristian Toro; y Craviotto, Carlos Garrote, Arévalo y Toro. La combinación que acredite el mejor tiempo competirá en la Copa del Mundo, que se disputará en la ciudad húngara de Szeged del 14 al 16 de mayo, y si consigue un puesto de podio, los cuatro deportistas que la componen tendrán asegurada su presencia en los Juegos de Tokio.

El entrenador asturiano del K4, Miguel García, ha explicado que el proceso de selección incluye «datos recopilados durante mucho tiempo, entre ellos los del selectivo, en el que se han visto algunos que», dijo, «no aportan claridad y que tienen ruido». «Se desestiman, como ocurre en un proceso habitual, y se siguen recopilando más datos para conseguir tener la mejor embarcación posible en Tokio», añadió.

El técnico, responsable de la preparación de cuatro de las embarcaciones ganadoras de medalla en los Juegos de Río 2016, Londres 2012 y Pekín 2008, precisó que la diferencia de tiempos quizás no responde a un solo motivo, ya que existen variables como que el segundo día hizo más frío, que la salida se hace manual con pontonero y no automatizada y la propia activación de los deportistas.

«A partir de ahora lo que tenemos que hacer es entrenar y vamos a cerrar el proceso de la mejor manera posible desde el sentido común y el trabajo, con lo cual llegaremos a un punto de consenso en el que podremos finalizar la selección con claridad», explicó. «El test previsto para esta mañana no se ha disputado porque los deportistas, después de todo este maremágnum, no están en condiciones de aportar el 100 por cien en cada prueba, de manera que la información que íbamos a obtener no nos sirve», comentó el técnico, que descartó hacer el resto de pruebas contrarreloj programadas para esta semana.

Los seis palistas aspirantes a las cuatro plazas que dan acceso a Tokio son tres campeones olímpicos -Craviotto, Toro y Cooper Walz-, un finalista en Juegos -Germade- y dos medallistas mundiales -Arévalo y Garrote-. Todos ellos son subcampeones mundiales de K4 500, informa Efe.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Seis palistas top mundiales para cuatro plazas: el gran dilema del piragüismo español para Tokio