El Barcelona campeón de la Copa del Rey ante un Athletic Club indolente (0-4)

Decidió ante un rival irreconocible con una goleada fraguada en solo quince minutos de la segunda parte después de un primer tiempo soporífero


Daba la sensación de que había saturación de finales coperas, esas que ahora se juegan semana sí y semana no. De la boutade se contagiaron los futbolistas de ambos equipos, protagonistas de una primera parte que fue tal despropósito que lo más propio sería dar por desierta la Copa del Rey 2021 y ahorrar el sopor al público no asistente.

Pero no hubo esa suerte y el partido se reanudó sobre las diez y media de la noche. Hasta ese momento, el Barcelona ejercía de dominador por inercia y por incomparecencia de un Athletic Club que optó por dejarse manosear. Ni con esas proliferaron las ocasiones, y eso que en el minuto 4 De Jong chutó al palo desde el corazón del área un balón que había pasado por las botas de Busquets y Messi.

Amagó con despertar el Athletic Club solo siete minutos más tarde, pero no lo hizo ni por medio de una jugada combinativa ni por medio de un contragolpe, sino desde el estatismo de un libre directo botado por Muniain que Iñigo Martínez peinó con la punta del pie para que contabilizase como media ocasión de gol. Antes, Griezmann había derrochado generosidad y Messi, desacierto.

A partir de entones, el partido entró en un agujero negro del que no salió hasta el minuto 40, con un acelerón de Williams y un contraataque descafeinado del Barcelona.

Nada podía empeorar en términos de espectáculo futbolístico, así que el regreso de los vestuarios casi pareció un frenesí. A los dos minutos, Dest decidió avanzar por la derecha y dejar a Griezmann un remate franco ante Unai Simón. El francés, como es habitual, falló. O, mejor dicho, acertó Simón, sensación que el portero se encargó de reforzar en los siguientes diez minutos, con intervenciones notables ante un libre directo de Messi, un remate duro abajo de Griezmann y un batiburrillo en el área pequeña tras un saque de esquina.

Estas acciones, más la entrada de Vesga por Muniain en el 54, parecieron insuflar osadía al Athletic Club, que se aproximó al área de Ter Stegen en dos ocasiones. Quedó en eso.

Volvió el Barcelona a la carga, ya sabedor de que, aplicando una marcha más, el rival no se opondría. Así fue.

En el minuto 59, Griezmann desatascó la final tras una buena jugada pergeñada entre Lionel Messi y De Jong, que ya venía creciendo en la final y acabó siendo uno de los protagonistas del partido.

Con el 1-0, viento en popa a toda vela, el Barcelona se decidió a quedarse a vivir en campo contrario. El Athletic renunció a competir y la lógica se impuso gol tras gol, para zanjar la final de la Copa del Rey en quince minutos.

Jordi Alba en el minuto 62 dibujó un centro de libro que remató De Jong en plancha como mandan los cánones. Así estaban las cosas en el partido de La Cartuja. Y así siguieron, en contra de todo lo que apuntaba en la primera parte.

Apenas cinco minutos después, De Jong fue el que sirvió para que Messi (firmando una excelente jugada personal) diese un paso más en la historia de los goleadores del torneo del KO. El argentino todavía tuvo la voluntad de certificar una triangulación perfecta para el 0-4, desatando las preguntas acerca de lo que se había presenciado en la primera parte.

Roto el encuentro, solo quedaba esperar al pitido final. Hubo tiempo para que el VAR anulase por fuera de juego a Griezmann el que iba a ser su segundo gol.

El Athletic Club, irreconocible, se dejó llevar hasta la conclusión. El Barcelona se carga de energía positiva con vistas a la lucha por el campeonato de Liga. El abrazo entre Piqué y Koeman (que se ve reforzado tras esta victoria) y la posible renovación de Leo Messi son ya temas de interés desde el momento en que se levantó la Copa.

FICHA DEL PARTIDO

ATHLETIC CLUB (0): Unai Simón; De Marcos, Yeray (Núñez, min 66), Íñigo Martínez, Balenziaga; Berenguer (Vesga, min 54), Dani García, Unai López (Yuri, min 66), Muniain (Lekue, min 45); Raúl García y Williams (Villalibre, min 66).

BARCELONA (4): Ter Steguen; Mingueza (Braithwaite, min 87), Piqué (Araujo, min 80), Lenglet; Dest (Sergi Roberto, min 74), Busquets, De Jong, Pedri (Ilaix, min 80), Jordi Alba; Messi y Griezmann (Dembele, min 87).

GOLES: 0-1, min 59: Griezmann; 0-2, min 62: De Jong; 0-3, min 67: Messi; 0-4, min 71: Messi.

ÁRBITRO: Juan Martínez Munuera (valenciano). Amonestó con cartulina amarilla a Dani García.

INCIDENCIAS: Final de la Copa del Rey 2020-2021 disputada en el estadio de La Cartuja (Sevilla) a puerta cerrada.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El Barcelona campeón de la Copa del Rey ante un Athletic Club indolente (0-4)