La Liga acaba en alto

La Voz

DEPORTES

JUAN MEDINA

El pulso entre el Atlético y el Real Madrid se sostiene hasta la última jornada, a la que el conjunto colchonero llega con ventaja de puntos, ánimos y efectivos

18 may 2021 . Actualizado a las 09:19 h.

Toni Kroos tampoco estará ante el Villarreal. El Real Madrid confirmó ayer el positivo por coronavirus del alemán, que reincide en su condición de baja tras no haber podido participar en el duelo de San Mamés. Allí, el conjunto blanco sufrió (y venció) con lo puesto, exprimiendo un polémico gol de Nacho (por posible fuera de juego de Benzema) que compensaba el penalti no señalado por mano de Morcillo. La polémica arbitral ha animado el final de curso del Madrid: acostumbrado a avivar la manía persecutoria entre la hinchada, a imagen y semejanza de su gran rival el Barcelona, el conjunto de la capital esgrime ahora un rosario de presuntas decisiones erróneas de los colegiados que habrían lastrado la progresión merengue. Una piedra más que sumar a la cantera de infortunios en forma de lesión o contratiempo que amenazan con liquidar la épica remontada liguera y dejar a los de Zinedine Zidane sin títulos en la que se especula como última temporada del técnico francés en el cargo.

La Copa del Rey se esfumó pronto y el idilio con la Champions no pasó de semifinales, aunque queda el alivio de haber sido el último equipo español en liza. La Liga se convirtió en baza exclusiva; la más difícil a priori. Triunfar en el campeonato de la regularidad con un plantel propicio al accidente que a la altura de la jornada 21 aún veía al Atlético a 11 puntos de distancia. A pocos minutos de concluir la 37, la remontada parecía resuelta. Había marcado Nacho y había marcado Budimir. Los del Bernabéu adelantaban a los del Wanda, a los que ni siquiera servía un empate frente al Osasuna. Pero entonces apareció Renan Lodi para enjugar su error en el gol navarro y después Suárez, empeñado en festejar con un título su salida del Barça. El uruguayo puso el 2-1 y devolvió el liderato a los colchoneros, que si vencen al Valladolid en Zorrilla encadenarán veinte jornadas en la cima.

Un ejercicio de resistencia durante el que Simeone dio un giro al sistema para adaptarlo a su nuevo referente ofensivo y el Atleti fue menos Atleti por un tiempo. Acabó enero con seis tantos a favor más que el vecino y a solo uno del Barça, máximo realizador del torneo. Ahora los azulgrana están siete puntos por detrás, pero 19 goles por delante. Pesaron las ausencias de Suárez y Tripier, y también la falta de fluidez de un conjunto en el que solo Oblak, Savic y Llorente han rendido sin apenas altibajos, con el español liderando al grupo desde cualquier posición en el campo.