Rafa Mir guía a España a semifinales (5-2), donde se medirá a la anfitriona Japón

Óscar Maya Belchí MIYAGI (JAPÓN) / EFE

DEPORTES

AMR ABDALLAH DALSH

El punta del Wolverhampton, secundario hasta hoy, forzó la prórroga en el minuto 93 y ejecutó a Costa de Marfil con otros dos tantos en el tiempo suplementario

31 jul 2021 . Actualizado a las 17:16 h.

En el minuto 90+1 del tiempo reglamentario España estaba fuera de los Juegos Olímpicos tras el gol de Max Gradel para Costa de Marfil que ponía un 1-2 en el marcador, pero Rafa Mir se encargó de igualarlo en el 93. Forzó la prórroga, donde España no tuvo piedad y al son de El demonio, como apodan al actual delantero del Wolverhampton, el combinado hispano se metió en las semifinales olímpicas del fútbol masculino con una goleada, 5-2. El próximo martes, desde la una de la tarde en el Estadio de Saitama, el conjunto que dirige Luis de la Fuente buscará plaza en la final por el título frente a la anfitriona Japón, que superó a penaltis, 4-2, a Nueva Zelanda tras 120 minutos de juego sin goles.

España ya sabía que jugaba bien al fútbol, pero este sábado necesitó de la épica para meterse en las semifinales.Dos minutos fatídicos nada más arrancar el partido ya pusieron contra las cuerdas a España. Óscar Mingueza se marchó del terreno de juego en el minuto 8 tras recaer de la lesión muscular en la parte posterior del muslo izquierdo que había sufrido en el debut contra Egipto. No se forzó su vuelta, todas las pruebas eran positivas y entrenó tres días con normalidad, pero su musculatura no aguantó el primer esfuerzo.

En la primera acción tras el cambio, en el que tuvo que entrar Jesús Vallejo otra vez reconvertido a lateral derecho con Óscar Gil fuera por sanción, Eric Bailly se les coló a los dos centrales españoles e hizo el 0-1. Dos goles encajados en los Juegos Olímpicos y los dos a balón parado.