Djokovic, detenido otra vez en un hotel para inmigrantes ilegales de Melbourne

La Voz REDACCIÓN

DEPORTES

Djokovic, a su llegada al hotel donde está detenido
Djokovic, a su llegada al hotel donde está detenido LOREN ELLIOTT | REUTERS

El serbio apeló la retirada de su visado y conocerá en la víspera del inicio del primer «grand slam» si el tribunal australiano le expulsa del país, aunque no podrá entrenar

15 ene 2022 . Actualizado a las 08:46 h.

El cuento de nunca acabar y la historia interminable son simples anécdotas comparados con la odisea de Novak Djokovic por intentar disputar el Abierto de Australia. El Gobierno australiano le retiró ayer viernes el visado por segunda vez, pero la apelación inmediata del serbio implica la celebración de un nuevo juicio este domingo, en el que, de una vez por todas, se dirimirá si Djokovic tiene derecho a permanecer en Australia o si será expulsado y castigado con tres años sin entrar en el país.

El tenista serbio fue transferido a un hotel que sirve como centro de detención de inmigrantes en Melbourne tras reunirse con los abogados que le representan. El deportista balcánico llegó al Hotel Park, donde ya pasó recluido del día 6 cuando se le anuló el permiso de entrada por primera vez hasta este lunes, vistiendo un chándal verde y una mascarilla facial, confirmó en imágenes el canal público ABC. Djokovic tenía permiso para reunirse esta mañana con los abogados que le representan y tratar los argumentos con los que buscan apelar la decisión tomada ayer por el ministro de Inmigración australiano, Alex Hawke, que decidió revocar su permiso de entrada. De momento, no han trascendido las conversaciones entre el balcánico y sus representantes legales que se prolongaron varias horas.

Alrededor de las 14:45 hora local (04:45 en la España peninsular) dos vehículos salieron de la oficina de los abogados, y en uno de ellos viajaba un hombre vestido con ropa verde y que se tapaba la cara y orejas con una gorra ante la presencia de los medios. Menos de una hora después, los medios locales captaron la entrada de Djokovic al hotel utilizado por Inmigración.