Una iniciativa singular y única en el deporte mundial

La Voz REDACCIÓN

DEPORTES

Miembros del equipo Olímpico de refugiados posan frente a la estatua del Cristo Redentor de Brasil
Miembros del equipo Olímpico de refugiados posan frente a la estatua del Cristo Redentor de Brasil KAI PFAFFENBACH | REUTERS

La iniciativa nació en 2016 de la mano del presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, que reunió a los atletas que se habían visto obligados a abandonar su país

25 may 2022 . Actualizado a las 19:00 h.

El Equipo Olímpico de Refugiados del COI, distinguido este miércoles con el Premio Princesa de Asturias de los Deportes, es una iniciativa única en la historia del deporte, uno de esos extraños puntos de intersección entre el humanismo y la alta competición.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Creado en los meses previos a los Juegos de Río 2016, el equipo pasará a la historia olímpica como uno de los grandes legados del actual presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el alemán Thomas Bach.

Aunque nació con vocación de desaparecer, los avatares de la política internacional prolongaron su existencia hasta los Juegos de Tokio 2020 y el COI ya ha anunciado que habrá un equipo de refugiados en París 2024 y también en los Juegos de la Juventud de Dakar 2026.