Golf, el último golpe de la millonaria ofensiva árabe en el deporte

Miguel Ángel Moreno EFE

DEPORTES

PAUL CHILDS | REUTERS

Una inversión de más de 1.880 millones de euros por parte del fondo soberano saudí PIF ha dado lugar a LIV Golf Invitational, un circuito con ocho citas previstas para este año

10 jun 2022 . Actualizado a las 16:55 h.

Clubes como el Manchester City, el París Saint-Germain o el Tottenham. Grandes citas deportivas como pruebas de fórmula 1, moto GP o el próximo Mundial de fútbol. Y ahora, torneos que rompen el statu quo de su deporte, como Premier Padel y el recién nacido LIV Invitational de golf. Todos tienen algo en común: el apoyo financiero de los países árabes del golfo Pérsico.

El golf es el último escenario de la imparable ofensiva de estos países en el deporte. Una inversión de más de 2.000 millones de dólares (1.880 millones de euros) por parte del fondo soberano saudí PIF (Public Investment Fund) ha dado lugar a LIV Golf Invitational, un circuito con ocho citas previstas para este año, diez en el 2023 y 14 en el 2024 y 2025, que pretende alzarse con la hegemonía mundial.

Con el exgolfista Greg Norman como comisionado y cabeza visible —Jack Nicklaus, otra leyenda de los hoyos ganador de 18 majors, declinó tomar ese papel— y una bolsa de premios de 255 millones de dólares (239 millones de euros) para esta temporada, el nuevo circuito, que disputa su primera parada en el Centurion Golf Club de Londres, cuenta con los estadounidenses Dustin Johnson y Phil Mickelson, los ingleses Ian Poulter y Lee Westwood o el español Sergio García.