Las arenas movedizas del fútbol

La lista de futbolistas que han tenido problemas con el fisco español incluye a lo más granado del deporte rey desde que la Agencia Tributaria puso el foco sobre sus actuaciones hace ahora dos años

.

Redacción / La Voz

Disimulación fiscal, elusión... Los eufemismos se han apoderado del fútbol. Y no para hablar de los secretos del balón, sino de la cantidad de lodo que rodea a sus estrellas. Messi, Cristiano Ronaldo, Neymar, Pepe, Mascherano, Xabi Alonso, Adriano, Coentrao, Alves, Modric, Casillas... La lista de estrellas que militan en los grandes equipos españoles con problemas de algún tipo con el fisco resulta sonrojante en un país laminado sin pudor por aquella crisis que arrancó en el 2008. Era la España de los desahucios, del paro desatado, de las colas interminables en los comedores sociales... En aquella España, un grupo de privilegiados deportistas y sus avispados asesores orquestaron todo tipo de maniobras para evitar pagar más impuestos. Cuanto más tienes, más quieres, habrían de pensar.

Lo cierto es que no fue hasta el 2014 cuando la Agencia Tributaria empezó a poner el foco en el mundo del fútbol, valiéndose de un cambio legal que, eso sí, había sido aprobado ocho años antes. Los inspectores empezaron a cuestionar abiertamente las estructuras de explotación de derechos de imagen de los deportistas, hasta entonces validadas por la propia autoridad fiscal. Y se armó el lío.

En poco más de dos años, ha ido pasando por el escáner de Hacienda lo más granado del fútbol patrio. Algunos lograron cauterizar la herida con un acuerdo privado con la Aeat y el consiguiente desembolso de unos cuantos millones. Ha trascendido que Ramos, Casillas, Iniesta o Piqué estuvieron bajo el foco de los inspectores por estos motivos. Otros se vieron las caras en los tribunales, casos de Mascherano o Messi, sin duda el más controvertido de todos hasta la fecha por la dimensión planetaria del jugador y la condena que le fue impuesta: 21 meses de cárcel.

Las revelaciones de la red de periodismo de investigación EIC a partir del material aportado por Football Leaks le ha dado sin embargo estos días una nueva vuelta de tuerca a este sainete. Y ha sido así porque las luces apuntan ahora a la otra gran estrella del fútbol mundial, Cristiano Ronaldo, y al más poderoso de los agentes, Jorge Mendes. Este habría creado a través de sus asesores una red de firmas offshore en paraísos fiscales con la cual articular esa «disimulación fiscal» de la que se habla estos días. Empresas fantasma en las Islas Vírgenes y Panamá que explotarían los polémicos derechos de imagen del astro portugués, pero también de Jose Mourinho, Pepe o Coentrao, otros de los representados del inefable Mendes.

Las acusaciones contra CR7 son sin duda un órdago, porque la comparativa con su némesis argentina arroja algún dato inquietante. A Messi lo condenaron a 21 meses de cárcel por evadir 4,1 millones a Hacienda procedentes de los 10,1 millones de euros percibidos por los derechos de imagen de los ejercicios 2007, 2008 y 2009. El caso es que las cantidades vinculadas con Cristiano son exorbitantes. Sostiene el diario alemán Der Spiegel que la estrella lusa habría «disimulado 150 millones de euros en paraísos fiscales apoyándose en un sistema elaborado por Jorge Mendes».

Seguramente el delantero luso no duerma demasiado tranquilo las próximas semanas por aquello de las barbas del vecino. Por lo de pronto, las revelaciones de Football Leaks ya han llevado a la Fiscalía de Madrid a abrir una investigación por la comisión de un delito de fraude fiscal contra Xabi Alonso, Ángel Di María, Ricardo Carvalho, Fabio Coentrão y Radamel Falcao, todos exjugadores de la liga española. ¿Será CR7 el siguiente en caer?

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Las arenas movedizas del fútbol